Así vivimos el concierto de Barcelona Gipsy Balkan Orchesta

El jueves 10 de Diciembre tuvimos el placer de acoger en Málaga, y más concretamente en el Centro Cultural Provincial, a la Barcelona Gipsy Balkan Orchestra (BGKO). Formación internacional cuya gira no conoce fronteras. BGKO interpreta en sus conciertos música tradicional de los gitanos y judíos del este de Europa con una gran pasión, destacada personalidad y siempre investigando las raíces.

BGKO está formada por seis músicos de diferentes nacionalidades, capaces de interpretar cada uno varios instrumentos. Es esta última actuación se presentaban con dos nuevos miembros, entre ellos el músico malagueño Joaquín Sánchez Gil.

maxresdefault

Los asistentes pudieron disfrutar de una muy variada instrumentación como; acordeón, clarinete, guitarra, diversas percusiones o flautas. Sobre el escenario son capaces de llevar su música a otra dimensión, demostrando, a pesar del corto recorrido que poseen, una gran experiencia.

Su repertorio es muy amplio, demostrándolo sobre el escenario, en el que se pudo apreciar un viaje musical a través de los más diversos países del este y centro de Europa. Abarcaron desde la música judía, pasando por la música gipsy hasta la música tradicional Rusa, aunque siempre conduciéndolo por el tamiz de su estilo personal. Todo esto lo consiguen debido al virtuosismo de los músicos, que son capaces de interpretar con soltura y maestría temas de lo más variados, al tiempo que hacen vibrar al público presente.

Hasta dieciséis temas sonaron en el Centro Cultural Provincial en un concierto de más de dos horas, que empezó de forma apacible e instrumental y que, con la salida de su cantante Sandra Sangiao y su dominio del escenario, hizo que el público pudiera adentrarse por paisajes desconocidos en nuestro país. Los asistentes pudieron vibrar con la fuerza instrumental de la banda, en ciertos momentos llegando a sentir que sobraban las butacas, ya que no permitía expresar físicamente lo que hicieron sentir sobre el escenario.

Escrito por: Simón Ruiz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *