Transdisciplina #04: Testlaradio + Pepo Galán & Nacho Jaula + Sajjra + Azael Ferrer

Según el acervo popular, el que no arriesga, no gana. Y tiene toda la razón tamaña frase ante lo que se pudo oír y ver el pasado jueves en La Caverna de Amores durante el Transdisciplina #04, donde la imagen y el sonido se fusionaron para crear un hábitat donde el riesgo y la tecnología fueron la única expresión vital.

La noche estuvo poblada de artistas que, con una imaginaria bata blanca de investigadores, albergaban alma de aventureros sónicos en una búsqueda constante de dar otra vuelta de tuerca a la música.

El primer alquímico sonoro en aparecer fue Chinowski Garachana con su proyecto Teslaradio que, partiendo del drone, ofreció un viaje que funcionaba como reverso inquieto de una sinfonía urbana a la manera de El hombre de la cámara de Dziga Vertov al que fue añadiendo grabaciones de campo, texturas físicas y pop de laboratorio regado de micro gotas de un techno soterrado.

pezmagazine_transdisciplina04teslaradio

Fotografía: Marina Antigualla

A lo largo de su intervención, las reminiscencias a la escuela de Colonia – con Oval a la cabeza – fueron abriendo camino a los asistentes hasta finalizar con un crescendo a modo de ácido manifiesto político de carácter local. Política, electrónica y experimentación, primer cóctel que dio en el blanco con las intenciones de la noche.

Los siguientes en aparecer fueron el entente formado por Pepo Galán y Nacho Jaula para ofrecernos un improvisado estudio paisajístico a través de guitarras y ordenador en el que, de manera progresiva, las formas sonoras se deconstruían desde la oscuridad para llegar a un inquietante y desolador soundscape apropiado para un thriller de sonido óxido y crepitante.

pezmagazine_transdisciplina04pepogalannachojaula

Fotografía: Marina Antigualla

Aferrados a una luz tenue proveniente de los audiovisuales de Azael Ferrer – creador de las imágenes que formaron parte de toda la noche Transdisciplina – Pepo y Nacho dividieron sus labores cual hermanos Mantle de Cronenberg, donde Jaula encarnaba la parte física del sonido manipulando una guitarra mientras Pepo indagaba entre capas de sonido, distorsión y drone electrónico.

El resultado de todo aquello daba lugar a una sonoridad más cercana a un Fennesz cavernoso, dando honor al lugar donde se celebraba el evento.

Y, como no hay dos sin tres, Sajjra apareció en el tercer tiempo de la noche para, según él, “hacer las paces del diablo”.

El proyecto de Chris Galarreta viene a demostrar cómo se puede desarrollar una carrera totalmente personal partiendo de ingredientes variados, ya sea desde la perspectiva de su adn – Perú y la tradición musical andina – o de arriesgados juegos musicales donde la electrónica y las aristas de un nuevo sonido a través de la guitarra cobran principal interés.

pezmagazine_transdisciplina04sajjra

Fotografía: Marina Antigualla

Su intervención, con una estructura episódica en formato de canciones, iba plagada de instantes que oscilaban entre un shoegazer rudo forjado en distorsión y el cónclave entre lo post-industrial y el ruido blanco casi de carácter extremo.

El resultado fue un concierto pletórico de intensos momentos fusionados entre tradición, textura pétrea y guitarra que culminó en un clímax desolador que bien podría ser el soundtrack para los títulos de crédito del thriller que prepararon, con anterioridad, Pepo Galán y Nacho Jaula.

Con ese constante y rugoso momento finalizó la velada Transdisciplina, una noche con un cómputo general de notable muy alto, lleno de ruidos arriesgados y de imágenes que confabulaban para dejar en la memoria de los asistentes un buen recuerdo y depositar la semilla del deseo para futuras noches como la vivida.

 

1 Comment

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *