Hablamos con Isa Nieto, artista coorganizadora del mercadillo “Arte, birras y croquetas”

Isa Nieto es una de las jóvenes promesas de la comunidad de artistas que, desde Málaga, desarrollan un arte que llama la atención por sus matices, texturas y su saber plasmar la realidad castiza andaluza. Una artista cuya obra forma ya parte de la idiosincrasia malagueña, y que recientemente ha creado un mural inspirador junto a la Facultad de Psicología de Málaga, dentro del Festival Moments.

Como ella misma ha comentado en varias ocasiones “lo que me inspira son las cosas del día a día”. Ese día a día que ahora vulnera lo que muchos artistas plasman en su trabajo, cómo se relacionan entre ellos y con el público.

Uno de los bastiones desde los que accedían a ese público era el de los mercadillos que, en estos momentos y por la situación generada por el Covid, casi han desaparecido. Hoy Isa Nieto nos habla de uno de esos mercadillos, “Arte, birras y croquetas”, así como de la situación cultural actual:

 

Isa Nieto

 

Organizabas, junto a Dani Drunkorama, uno de los eventos que más se echan en falta en Málaga: “Arte, birras y croquetas”, mercadillo cultural celebrado en el Drunkorama. ¿Cómo crees ha repercutido en el mundo de la ilustración y la cultura que eventos como este dejen de celebrarse?

Desde luego ha repercutido negativamente porque este “Arte, birras y croquetas” servía, entre muchas otras cosas, para dar a conocer a creadores que estaban empezando a compartir su trabajo de una manera más directa. Con este mercadillo también se apoyaba a los que se dedicaban a ello de una forma más estable.

Los mercadillos de “Arte, birras y croquetas” eran fundamentales para crear enlaces e intercambiar ideas. Gracias a esto hemos ido tejiendo una red de personas con intereses similares y creando comunidad entre ese sector. Ahora tenemos que esperar a que la situación se normalice para poder contar con un espacio dedicado a ello y volver a recuperar todo esto, al menos de manera física.

 

¿Qué significaba para ti “Arte, birras y croquetas” y cómo veías su proyección dentro del contexto cultural de Málaga?

Para mí no solo era y es un mercadillo de autoedición, ya que también era sinergia, unión, inspiración y cultura, algo necesario en Málaga. He visto cómo cada vez había más gente interesada en participar y también más nivel. Al principio, recuerdo que avisaba a amigos y les proponía participar. Poco a poco se fue corriendo la voz (las croquetas y la cerveza llaman mucho) y la gente me escribía para participar, hasta que se formalizó la página de Instagram (@artebirrasycroquetas) y en ella ya se publicaban anuncios de los mercadillos.

Han llegado a participar muchos artistas de diferentes disciplinas relacionadas con la ilustración y el diseño, e incluso han llegado a repetir. También he visto cómo muchos artistas han empezado con cuatro o cinco copias de láminas y en las siguientes ocasiones que han participado han traído cosas nuevas y han aumentado el número de ilustraciones.

Es decir, había una evolución y un propósito personal detrás de esto. Los artistas se motivaban para mejorar cada mercadillo, por crear y comunicar cosas cada vez mejores y eso es lo que hace que estos mercadillos sean tan importantes en Málaga; se crea un motor creativo y humano maravilloso detrás de estos eventos.

 

Isa Nieto

Cartel del mítico mercadillo

 

¿Cuáles son los momentos relacionados con la cultura malagueña que más recuerdas, antes de toda esta situación?

Los momentos que más echo en falta son, sin duda, los relacionados con la música en vivo y bailar. Ahora también hay conciertos (a los que hay que seguir asistiendo) pero sentados con distancia de seguridad etc., al menos hay algo. Creo que con mucha responsabilidad se podrían hacer más cosas. También echo de menos las inauguraciones sin aforo. En definitiva, todo lo que implique gente.

 

Isa Nieto

Mural de Isa Nieto realizado dentro del Festival Moments (2020)

 

 

Siendo ilustradora, ¿cómo vives estos tiempos de incertidumbre? ¿Son tiempos complicados para encontrar la inspiración?

Intento pensar en el momento presente, pero son tiempos de mucha incertidumbre. No son necesariamente malos para encontrar la inspiración, pero sí que cuesta un poco más crear que en otro tipo de circunstancias, ya que estamos más irascibles ante todo lo ocurrido y tenemos más preocupaciones que las que solíamos tener (que ya eran bastantes).

Además, necesitamos intercambios de ideas y contacto humano para que surja esa energía/inspiración que mueve las cosas más rápido.  A pesar de todo ello, estoy segura de que nos reinventaremos, como siempre hemos hecho, hasta que podamos volver a disfrutar de nuevo de estos mercadillos con muchas más birras y croquetas que nunca.

 

Isa Nieto

Ambiente que se vivía en cada uno de los mercadillos del “Arte, birras y croquetas”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *