Entrevistamos a Miguel Almanza, director de «Las pesadillas de Alberto Soto»

El cineasta Miguel Ángel Almanza ha querido contar lo que ocurre después del maltrato, lo que queda de él cuando uno ya es adulto y nosotros tuvimos la oportunidad de entrevistarlo la pasada edición del Festival de cine de Málaga cuando presentó en la sección 5 minutos de cine su primer largometraje, Las pesadillas de Alberto Soto.

 

Ya son de sobra conocidos los datos y estadísticas sobre el bullying: 1 de cada 10 estudiantes afirma ser víctima de acoso, como concluye el de Save the Children, y los casos de acoso escolar atendidos en 2015 crecieron un 75% frente al año anterior, según datos del informe de la Mutua Madrileña.

 

Lo que aún se encuentra en terreno opaco es lo que ocurre después del maltrato, lo que queda de él cuando uno ya es adulto. El cineasta Miguel Ángel Almanza ha querido contarlo en su primer largometraje, Las pesadillas de Alberto Soto, cuyo adelanto se proyectó en primicia en la sección «5 minutos de cine» en la veinte edición del Festival de Málaga. 
Según Almanza, con esta película pretende «abordar la violencia desde el trauma de una persona que ha sufrido acoso escolar en la infancia y las repercusiones que puede tener en la vida adulta». Al mismo tiempo, «partiendo del bullying, también se tratan otros muchos tipos de violencia, como la de género o la homofobia, y cómo afecta a la práctica totalidad de personajes que intervienen en el largo». Como refleja el personaje de Macarena Gómez (Las brujas de Zugarramurdi, Musarañas), que interpreta a la psicóloga de Alberto Soto (Andrés Suárez) en la película, «la violencia es una semilla de la que solo florece más violencia». «Esta es la idea en torno a la que se basa toda la trama de la película», según Almanza.
Junto al director, los actores Andrés Suárez, Rafa Puerto, Mercedes León, Juan Carlos Montilla, Ana Janer, Alejandro Morales, Elena Lara, Carmen Vega y Diana Navarro presentaron el teaser y una de las escenas de la película, aún en proceso de postproducción y sin fecha asegurada para su estreno, aunque les gustaría sacarla «a finales de verano», por lo que el equipo se encuentra en fase de llegar a un acuerdo con alguna distribuidora que quiera ayudar a contar la historia de Alberto Soto, un chico que sufrió unos fuertes abusos escolares en su infancia. A sus 35 años vive una existencia amarga y solitaria, con la única compañía de su psicóloga y un amigo alcohólico (Salva Reina), los cuales, de forma más o menos directa, acaban induciendo a que Alberto crea que el único responsable de los males de su vida es el niño, ahora adulto (Rafa Puerto), que le acosó en el colegio.

 

 

Rafa Puerto es, como ha contado, «el antagonista», que en su día fue «mala gente y ahora es mejor», pero su «mala fama» será un obstáculo en su vida adulta. La violencia y el dolor están, por lo tanto, presentes en todo el filme. Así, Carmen Vega, aunque pertenece a una subtrama, «también sufre».

 

Desde una óptica totalmente independiente (apenas ha contado con 3.000 euros para hacer la película), Miguel Ángel Almanza ha conseguido reunir a un elenco que se nutre de actores consolidados (Macarena Gómez, Salva Reina, Juanma Lara, Alex O’Dogherty) y de nuevos talentos, gracias al interés del guion, como ha apuntado Diana Navarro, que considera la película como «un regalo». La idea es mostrar «cómo ciertas cosas en la vida pueden cambiar tu vida», según ha señalado el director, que asegura que «nos va a hacer pensar».

 

 Entrevista al director Miguel Almanza y a los actores Andrés Suárez, Rafa Puerto y Carmen Vega

Imagen por Candela Pliego

 

  • ¿Cómo surge  realizar esta película?

Miguel Almanza: Pues llevaba mucho tiempo, años podría decir, haciendo cortometrajes y básicamente era el paso natural del corto al largo. Cuando vi una calidad de corto ya suficiente y pensando que podría surgir algo digno de ver fue cuando me lancé a la aventura.

 

  • ¿El argumento está basado en hechos de tu vida real?

Miguel Almanza: Bueno, yo no sufrí acoso escolar, pero el origen viene de un sueño que tuve. En concreto de una pesadilla en la que me peleaba con un amigo y me dejó una sensación  muy amarga y desarrollé la idea a partir de eso.  Sí he conocido gente que ha sufrido verdadero acoso escolar, gente que me ha contado historias muy duras y así planteé el acoso escolar y las consecuencias que puede tener en la vida adulta.

 

Miguel Almanza / Foto por Candela Pliego

 

  • ¿Por qué escogisteis Málaga para rodar tu primer largometraje?

Miguel Almanza: Porque soy de aquí y la mayoría de los actores somos malagueños y era lo que había más cercano.

 

  • Tengo entendido que el presupuesto en esta producción ha sido muy escaso, ¿no es así?

Miguel Almanza: Si, unos 5 mil euros o así, aunque no a estado cerrado. La película se ha hecho a modo de cooperativa, apostando como si fuera un negocio. En lo referente al equipo técnico yo me dedico a esto y tenía un acceso a ciertos medios. Si hubiera partido desde cero el presupuesto se hubiera incrementado.

 

  • ¿Qué supone trabajar para vosotros, como actores, en modo cooperativa?

Andrés Suárez: Quisimos contar la historia porque nos encantó el guión. No conocíamos a Miguel hasta el momento, pero al leerme el guión me encandiló, que es lo que ha gustado a tantos actores de renombre en esta peli y a partir de ahí se fue desarrollando el proceso. Es algo que también puede ser interesante. Hoy en día las ayudas son difíciles de obtener, pero por ello no se va a dejar de hacer cine.

 

Andrés Suárez y Carmen Vega / Imagen por Candela Pliego

 

Rafa Puerto: Ha sido más el hecho de hacer la película, nos apetecía hacerla. El guión me pareció muy bueno. Hemos sido como una familia.

 

  • En el reparto hay actores que destacan a nivel nacional, ¿cómo se consiguió?

Miguel: Macarena Gómez vio mi curro y le gusto el guión. Ella es una tía que está súper volcada con el proyecto y le tengo mucho cariño. Con Salva Reina ya curre antes, así como con Jorge Roelas. Hay tres personajes en el guión que tienen el mismo nombre que en la realidad y son Rafa, Salva y Carmen. Lo que más ha funcionado es acercarme a los actores  y enseñarles mi trabajo y la garantía mínima de calidad que doy, así como enseñando mis guiones. De esta manera muestro que no saldrá algo peor de lo que he hecho y ha valido.

 

  • ¿Cómo ha sido el trabajo entre vosotros?

Rafa: Ha sido muy bueno. Muy intenso, acabando muchos días agotado. Recuerdo un plano secuencia en concreto que fue muy intenso, ya que son personajes con mucha fuerza.

 

Las pesadillas de Alberto Soto

Rafa Puerto / Imagen por Candela Pliego

 

Andrés: Tenemos la suerte de que los que estamos aquí tenemos muchas escenas juntos y ya nos conocíamos. Miguel busca la verdad y cuando vas a rodar ya ha habido un ensayo previo en el que se han conseguido muchas cosas. Ha sido intenso pero muy divertido.

Carmen: Trabajar con Miguel es genial porque es muy cercano. He aprendido mucho de Rafa al compartir tantas escenas con él, ya que yo de cine llevaba muy poco hecho realmente.

 

  • ¿Qué ha supuesto para ti, Miguel, trabajar con tantos actores, tan distintos y en diferentes niveles?

Miguel: Pues si te soy sincero lo he disfrutado. El hecho de que sean tan distintos a mi me ha estimulado mucho y a nivel interpretativo me ha enriquecido mucho. Con  la peli he hecho un FPO de dirección de actores muy bueno.

 

  • ¿Nos contáis como son vuestros papeles en Las pesadillas de Alberto Soto?

Carmen: Carmen es un daño collateral de la historia. Ya hemos explicado que se habla de la violencia en su extensión y ella tiene luces y sombras. Un punto interno complicado y dentro de la película una circunstancia difícil, aunque es una mujer fuerte, temperamental. Me peleo mucho y también me río, me quedo con la manera de encarar esta consecuencia de la violencia que le afecta y como ella lo gestiona, sus equivocaciones y aciertos. Me parece un personaje que es poliédrico que tiene de todo y a mi me motiva mucho. Ese es mi personaje y hasta aquí puedo contar.

 

Andrés: Partiendo de que la violencia y sus consecuencias llegan a ser un personaje más dentro de esta historia digamos que mi personaje es el desencadenante que va a llevar todas las consecuencias, que van avanzando a lo largo de la historia. Alberto Soto es un chico que ha recibido acoso escolar y a través de ahí se ha quedado marcado y no puede llevar una vida normal. Está aislado de la sociedad. Hay un personaje que no puede borrar de su cabeza y lucha contra él y no puede. El drama lo he tratado partiendo de algo muy concreto y trabajar ese trauma y dificultad. Yo me lo he llevado a la dificultad de hacer una vida normal, del querer y no poder.

 

 

Rafa: Busqué como definir mi personaje, como un cabrón venido a menos. Antagonista que en su día se río de Alberto todo lo que pudo. Con su mujer tampoco fue todo lo bueno que podría haber sido pero está en un momento de su vida como madurando e intentando cambiar las cosas y se encuentra en una situación en la que lo están acosando que no sabe por qué. Ve que la situación se le va de las manos y que no lo puede controlar.

 

Miguel: El personaje de Andrés se ve que acaba así porque tiene algo más aparte de lo que ha sufrido, pero Rafa y de Carmen muestran como alguien más común puede acabar igual que Andrés.

Teaser «Las pesadillas de Alberto Soto»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *