TEATROS ROMANOS ANDALUCES; ANTIGÜEDAD Y PRESENTE

¿Quién no ha tenido alguna vez ganas de asomarse al pasado? Cuantas veces habéis pasado frente del teatro romano y se os ha disparado la imaginación transportándoos al antiguo imperio; pues estamos de suerte, desde el 12 de julio hasta el 7 de agosto, podemos disfrutar de las obras clásicas en el mismo asentamiento romano que se aloja bajo la alcazaba de Málaga gracias al proyecto Teatros Romanos Andaluces.

La iniciativa promovida por la Junta de Andalucía, pretende promover el pasado romano andaluz, así como la conservación del patrimonio y el fomento de actividades culturales. No se me ocurre mejor forma de fusionar la historia y el teatro clásico, no solo los espectadores podrán ver grandes puestas en escena, si no que se podrán sentar en los mismos asientos que hace siglos se sentaban los ciudadanos romanos, a ver las mismas obras que entretenían a legionarios, taberneros y emperadores, solo nos falta llevar la túnica puesta y dejarnos llevar por el tiempo y espacio.

El programa se sustenta en la tragedia clásica, de autores principalmente griegos; valga la redundancia al tratarse de un teatro romano, las tragedias ostentan la facultad de acompañarnos hacia  la catarsis: Aristóteles  da un sentido positivo a la funcionalidad social de la tragedia (en contraposición a Platón, que expulsa a los poetas de su República). Según el filósofo griego la imitación de una realidad es necesaria, puesto que de este modo el espectador reconoce en la obra poética la realidad histórica, pudiéndose identificar con lo relatado. Pero el espectador no abstrae modelos sociales, ni pautas, sino que sufre un efecto de liberación de los sentimientos de temor y piedad, es a esta liberación a la que se refiere Aristóteles, cuando habla de catarsis.

pezmagazine_teatro romano de málaga

OBRAS

Los caballeros de Aristófanes (20,21,22, 23 de julio) :

Esta sátira surge en respuesta a una crítica que recibió el autor griego, en la obra el protagonista Demos (“ciudadanía” en griego) se presenta como un hombre de poca inteligencia, cuyo camarero, hace uso de la tiranía tanto con su amo, como con sus esclavos. Estos últimos traman sustituir al malicioso camarero por un vendedor de morcillas, este consigue el favor de Demos vendiendo una imagen de ser peor tirano que el anterior camarero, sin embargo una vez conseguido el puesto demuestra no ser un cruel tirano.

Así Aristófanes representa su imagen de la Atenas que contempló, una Atenas que aunque estúpida consigue renacer y alcanzar de nuevo su esplendor.

Parece que el conflicto entre el poder y el pueblo no varía a lo largo del tiempo.

 

Edipo de Sófocles (27,28,29 de junio)

Quizás, de las tragedias más conocidas, este joven rey intento huir de sus destino, olvidando que no son los dioses nuestro peor enemigo, sino nuestro carácter de hombres, nuestra rabia. Esa emoción es la que le invadió cuando mato a un desconocido que se cruzó en su camino, sin embargo el personaje nos conmueve con su capacidad de ser consecuente con sus actos y por imponerse un autocastigo. Curioso es que es en su ceguera donde hallará el sentido de la vida. Este halo de honor que gira entorno a Edipo se contrapone a los gobernantes de hoy, es por ello que tratándose de un personaje que mata a su padre y se desposa con su madre sigue conquistando al espectador.

pezmagazine_ediporey

 Las troyanas (2 y 3 de agosto)

La obra  gira en torno al sufrimiento y la desesperación que viven las mujeres tras la destrucción y saqueo de sus casas. Víctimas inocentes de los conflictos de los hombres, que aunque siempre las mantienen alejadas de la toma de decisiones, sufren las consecuencias de las mismas. El dolor de una madre ante la muerte de sus seres queridos, la pérdida de su hogar y de su libertad, conforman los dramas de estas mujeres, que aúnan hacia un drama universal que aun hoy sufren mujeres en los conflictos que acaecen en nuestro mundo.

Clitemnestra, una mujer (5, 6 y 7 de agosto)

Este personaje poco conocido, en contraposición a su hija Electra, o su marido Agamenón, es la personificación de la tragedia. Su primer esposo y su hijo fueron asesinados por Agamenón con el cual tuvo que desposar después. De sus segundas nupcias nacen cuatro hijos, cuya primogénita fue ofrecida en sacrificio a la diosa Artemis en pro de conseguir vientos favorables para navegar hacia la guerra de Troya. Aun ofreciendo esa sumisión a su esposo, este le engaña y al regresar a Micenas trae consigo a su amante, nuestra protagonista decide dar muerte a ambos. La obra tradicional culmina con la muerte de Clitemnestra a manos de los hijos del difunto rey, sin embargo en esta versión se presenta a una reina que es juzgada, que cansada del segundo plano al que había sido relegado en el papel de su propia vida, decida tomar las riendas aunque ello le lleve al destierro.

 

Invito a todo el que pueda a disfrutar de cualquiera de estas obras, en un entorno privilegiado, bajo el manto estrellado que desde hace miles de años acompaña el paso de los hombres.

Las entradas están disponibles en http://www.juntadeandalucia.es/cultura/teatrosromanos/espacios/m%C3%A1laga

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *