Tercer aniversario Mizake Prod con El lobo en tu puerta

En un capítulo de la serie Los Simpsons, Homer Simpson llega a afirmar: “todos locos”. Y sí, en esta vida, todos estamos locos. Pero la locura tiene niveles, desde el que la huele con un abismo de por medio porque prefiere estar cómodo en sus ropajes de persona normal y corriente hasta el que, literalmente, cree ser la reencarnación del mismísimo Napoleón. Luego están los locos que deciden emprender gestas que, a priori, parecen imposibles, pero que se mantienen impertérritos ante aquella afirmación de Kavafis donde “lo importante no es el destino, sino el viaje”.

Entre estos maravillosos «locos de bien« está Eddie Mizake, creador de MIZAKE PROD, una promotora de conciertos que intenta, contra viento y marea, que propuestas musicales de calidad se puedan escuchar a este lado de los montes de Málaga.

Ardua tarea pero que, llamémosle destino y buen hacer, ha ido conquistando pequeñas metas a lo largo de los tres años que lleva de andadura. Tres años de buenos sonidos y ruidos originales que se salen del statu quo musical predominante. Así que, como la criatura cumplía años, había que preparar algo especial a modo de aniversario. Y el evento prometía y cumplió con creces las expectativas.

Aunque, en un principio, el cumpleaños lo abriría el debut en nuestras tierras de Turbian, motivos de logística hicieron que se cayeran del cartel. De esta manera, la responsabilidad de abrir, calentar y arder al público congregado en la Sala Velvet fue del grupo El Lobo en tu Puerta. Labores todas ellas que, con la experiencia que lleva el grupo de Chiclana a sus espaldas, eso era trabajo fácil.

pezmagazine_aniversariomizakeprodelloboentupuertasalavelvet

Fotografía: Eddie Mizake

Como el lobo del cuento y sus soplidos, El Lobo en tu Puerta creó un huracán de sonido en el que caímos todos rendidos desde el minuto uno. Un huracán que ofrece las garantías de un blues pantanoso y correoso cruzando la fronteras del noise y de un hip hop diabólicamente explosivo y certero.

A lo largo de la noche tocaron su arsenal de temas, desde clásicos de la banda como 17, Soy o I don’t lie hasta la presentación de algunos temas de la que, hasta ahora, es su última referencia, Knocturne Sessions, vol. 1, un cassette de versiones de lo más variopinta y de la que estuvieron casi todas en el setlist, destacando el clásico Mother de los norteamericanos Danzig donde el grupo lo dio todo de forma abrasiva y una de las cumbres de Beastie Boys, Sabotage, con un jugoso theremin marca de la casa a modo de aderezo melódico.

Con un bis donde tocaron versiones de temas de Johnny Cash y ZZ Top – y donde ni se vio ninguna costura de lo poco reconocibles que quedan, valor añadido para una buena versión – finalizaron su aquelarre sónico con el tema Manny Pacquiao, certificando que el directo del grupo es uno de los más contundentes dentro del panorama nacional.

En definitiva, un aniversario de locos, llenos de locos que tocaron, locos que bailaron y que, entre ellos, había uno en concreto, auténtico culpable de aquella locura. Bendita locura se podría decir.

(Diseño de banner: The Braves Church)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *