Sonido Vegetal y La Maruja y otras hierbas en La Cochera Cabaret

La Cochera Cabaret es uno de esos lugares multidisciplinares en donde poder asistir a espectáculos de variada índole como teatro, monólogos, cursos o exposiciones.  En la noche del 16 de Enero le tocó a la música en directo, y así  pudimos asistir al concierto del grupo granadino Sonido Vegetal y de los malagueños La Maruja y otras hierbas.

2504 FINAL (1) (Copiar)

Los primeros en pisar al escenario fueron La Maruja y otras hierbas. Su entrada fue espectacular y explosiva, haciendo vibrar al público en todo momento con sus ritmos Ska llenos de energía, y es que la Maruja tiene ya un buen número de directos a sus espaldas, a pesar de llevar solo un año como formación.

Durante el espectáculo los siete miembros de la banda consiguieron que los asistentes no pararan de bailar un solo segundo, contagiando a toda la sala con su ritmo.

Sus componentes son de diversa procedencia como Uruguay, Argentina, España y Venezuela, formando parte también de diferentes bandas malagueñas como Matakalarata, Utópica, Señores Monos o Street Jamming.

En la actualidad La Maruja y otras hierbas está a punto de publicar su primer videoclip y se encuentran grabando cinco nuevos temas en el estudio Moby Dick de Daniel Pineda. Este videoclip se presentará el próximo 28 de Febrero en la malagueña Sala Velvet. 

1890 FINAL (1) (Copiar)

Tras un merecido descanso, que ayudó a recargar energías, comenzó el concierto de Sonido Vegetal. Grupo procedente del pueblo de Durcal (Granada) y con un estilo difícil de clasificar. Según sus propios integrantes su música se acerca al Gypsy Rock, Pasodoble Punk, Western Fanfarria, Reggae-Ska, Orchestra Flow o Surferias.

Sonido Vegetal mostró una música cargada de ritmos con la que venían presentando su nuevo disco; Verbena Calavera, haciendo valer sus tablas sobre el escenario.

Puedes conocer más de La Maruja y Otras Hierbas en https://www.facebook.com/lamarujaska

Puedes conocer más de Sonido Vegetal: https://www.facebook.com/sonidovegetal

 

Artículo escrito por Simón Ruiz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *