#Fucktrumpfest: Two of Us + Kill Kill!

Exterior. Noche. Una ola de frío asedia Málaga, haciendo que nieve en lugares insospechados y creando estampas parecidas a los decorados norteños de la serie Juego de Tronos. Mientras, el demonio encarnado en hombre, Donald Trump, toma posesión del cargo de presidente de los Estados Unidos.

Interior, Sala Velvet. Noche. Mizake Prod ha organizado, a modo de “jódete demonio de Trump” con piñata dedicada incluida, una reunión en la cumbre musical juntando a Two of Us y Kill Kill! para disfrute y esparcimiento del abarrotado público asistente a la sala. Si hay que irse al infierno, al menos, que sea con buena música.

pezmagazine_conviertokillkilltwoofus

La noche pintaba fría, pero poca sensación gélida se percibía el pasado viernes en el interior de la sala Velvet cuando la música campaba a sus anchas para deleite y movimiento corporal.

Los primeros culpables de la noche fueron Two of Us, dúo de batería y bajo que hicieron despertar a los asistentes a golpe de hard rock con aliños stoner. La formación, con un sonido compacto y poderoso, atrapa al primer minuto con contundencia, mostrando a las claras lo que pueden llegar a ofrecer, canciones que despiertan al oyente el movimiento de cabeza y cadera – caso de Charlie Sheen o Kharma – y que pueden llegar a revisionar el garage rock con temas como Tu juguete nuevo para hacernos pensar que, si todavía estuvieran activos Los Salvajes, así sería su sonido.

Sin ningún género de dudas, para el que suscribe, fue la sorpresa de la noche, dejando la nota mental “hay que seguirles la pista” a modo de deberes extra escolares.

Two of us

Two of us

La noche iría de dúos, saltando del hard rock a la musculatura y dinámica del trasvase lírico del pop hacia sonidos más rotundos y bailables con el buen hacer y experiencia de Kill Kill!

El grupo volvía a tierras malacitanas para repasar el que, para muchos medios musicales, fue uno de los discos del pasado año, Reacciones a distancia. Y el repaso fue certero y directo, con un leve toque caótico, haciendo las delicias musicales del público a base de un repertorio de diversión, baile y dramas postadolescentes con canciones como Sin ellos y De Londres – “la canción dedicada al Brexit”, el batería dixit – complementándose con hits del grupo como A pesar de todo me la jugaste, Pasamos un verano cabreados – aquí el público ya fue un cantante más con sus coros –, Cada día era una algarabía y el must Seríamos follamantes, canción que debería de estar en todas las playlists del mundo mundial y alrededores.

pezmagazine_conciertokillkilltwoofus

Kill Kill! regaló a los asistentes un buen puñado de momentos pletóricos y divertidos, incluyendo un cumpleaños feliz a su bajista, con su momento tarta incluido, y un final de actuación con theremin, cacharrería electrónica y pandereta con luces.

El diablo puede que haya llegado y puede también que nos esperen tiempos aún más duros que los vividos hasta ahora. Pero, gracias a noches como la que nos ofreció Mizake, estos tiempos serán un poco más divertidos y bailables.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *