Disfruta hoy de J.J. Sprondel en el Contenedor Cultural de la UMA

En la sociedad ignorantemente híperinformada en la que desarrollamos nuestras vidas hay veces que lo peculiar pasa desapercibido, tomando todo el protagonismo lo mundanal y efímero. Es quizás por ello que, a pesar de conocer de su existencia durante largo tiempo, no me había parado a fijarme en un grupo que ha captado mi atención últimamente. Un grupo malagueño que podría no ser de aquí, pues tendemos a infravalorar lo que de estas tierras procede. Y yo he tenido el gustosismo de entrevistar a dos de sus componentes y también hermanos; Julio Moratalla-bajo- y Carlos Moratalla-voz y guitarra- ambos componentes de J.J. Sprondel.

  Se trata de un grupo que me dejó fascinada por su capacidad de hacer música de forma inspiradora y con un rock psicodélico que te engancha desde la primera nota que perciben tus oídos, y por qué no algún que otro sentido más, pues te hace rememorar e imaginar, consiguiendo que tu piel se erice. Ensoñaciones gracias a sus temas, que provienen no sólo de las musas y de la etérea inspiración que la imaginería popular suele asociar a los artistas, si no del trabajo duro y la constancia que define a este grupo malagueño.

Finalistas del MálagaCrea de este año o ganadores del concurso de maquetas Galleta Rock en 2009 (Palencia) empezaron a tocar en 2005 y han viajado con su música a lugares como Heidelberg (Alemania) y Ámsterdam. Su primer proyecto en forma de maqueta se titulaba Years of Misery. No fue hasta 2010 que grabaron su primer disco There and back again, a través del cual fueron contratados por una discográfica. Su último disco, grabado en Julio, es con el que han estrenado su nuevo nombre artístico; J. J. Sprondel.

 

j.j. sprondel

Los componentes del grupo al completo: Carlos Moratalla Gallardo – Guitarra y voz, Julio Moratalla Gallardo – Bajo, Carlos Campos Palomo – Batería, Gordo Guillén Galán – Guitarra.

 

¿Por qué la decisión en un principio en cantar en inglés y en castellano?

Carlos: Ahora nos vamos a decantar por el castellano. Empezamos en inglés porque nuestros estilos se trabajan mucho mejor con él. Lo mismo pasaba a la hora de componer y para mí no resulta ninguna complicación. Hasta ahora nos hemos sentido mucho más cómodos. Pero en este momento si que nos sentimos a gusto trabajando en castellano. La verdad que es otra cosa y está muy guay.

Julio: Notamos  que el público también lo disfruta mucho más, porque percibimos que una parte esencial de nuestra música es la letra. En inglés es difícil de entender  y ahora hay mucho más de interacción con el público en cuanto a las letras.

 

¿En esa decisión habéis tenido en cuenta el mercado y las ventas?

Carlos: Se tiene en cuenta por supuesto, pero yo siempre he tenido una racha de componer en español. Tengo 80 canciones escritas y guardadas en castellano, quizás porque no me han gustado. También influye el hecho de que no hemos escuchado mucha música española. Ahora si que he intentado aprender mucho más de la música de aquí  y me siento mucho más a gusto. En Andalucía, y en casi toda España, hay como una fobia al que canta en inglés. La gente no es que no le guste, es que se enfada incluso. Es como ¿por qué  no cantas en nuestra lengua? Muchas veces no es sólo eso, es que el que canta en inglés no sabe el idioma.  Aparte,  muy pocos grupos españoles han funcionado cantando en inglés.

 

De todos los lugares a los que habéis llegado con vuestra música ¿en cuál os habéis sentido más cómodos?

Julio: Donde más nos ha gustado tocar creo que ha sido en el País Vasco, porque hay mucha tradición de escuchar a grupos  desconocidos y si les gusta  son muy agradecidos, generándose un ambiente muy positivo en el escenario.

Carlos; Son súper amables. Cuando vamos a tocar nunca prometemos que vamos a llenar el bar, aunque somos conscientes de lo que somos capaces de atraer, y aquí pasa muchas veces que el dueño del bar te puede echar en cara que no llenes. Allí siempre nos ha pasado lo contrario, se han disculpado porque no ha ido gente.

Julio: A veces por el motivo que fuese íbamos a los sitios y estaba medio vacío y nosotros dábamos el todo por el todo y no nos han dicho “oye esto no ha funcionado y no os podemos pagar” al revés, nos han pedido incluso disculpas.

Carlos: Allí nunca tienes que pedir el dinero y aquí casi siempre tienes que pasar por el trago de “oye, me tienes que pagar”. Allí hay ciertas cosas que están de putísima madre. Además grabamos también allí los discos. Es un lugar en el que nos sentimos muy bien. Por aquí también se dan casos excepcionales, todo hay que decirlo, pero allí nunca falla.

Julio: En Málaga  lo que ya hacemos es que vamos a sitios contados, en los que sabemos que vamos a vivir una experiencia positiva. En general nos evitamos cualquier tipo de marrones e intentamos ser honestos con lo que podemos tirar ahora mismo. En la Velvet por ejemplo, nos lo ponen fácil como en esta ocasión, porque nos han llamado para hacer de teloneros de una banda y atraer a gente. Yo por lo menos veo claro que el riesgo empresarial es suyo y no tenemos ningún tipo de problemas y el trato con Alberto ha sido genial.

 

j.j. sprondel

 

¿Ha pasado mucho tiempo entre actuación y actuación en la Velvet?

Pues un año y medio.

 

He leído que el nombre del grupo viene de una fumada ¿Es eso realmente cierto?

Carlos: Sí, así es. Antes  nos llamábamos Oceans y lo cambiamos por cuestiones de marketing, ya que lo buscabas en google y no nos encontrabas. Sin embargo, si pones nuestro nombre ahora aparecemos únicamente nosotros y fácilmente.

Julio: De hecho se puso en contacto con nosotros un J.J. Sprondel de San Francisco,  que se ve que un día aburrido puso en Internet su apellido y nos encontró. Porque por lo visto es un apellido súper raro y nos preguntó por qué nos llamábamos así.

Carlos: Viene de pronunciarlo cuando estas ciego, hace gracia repetir la palabra. Es una palabra que no cuesta decirla ni en inglés y ni en español. Era un nombre escogido pensando en los problemas que habíamos tenido con el otro, porque lo relacionaban con la película de George Clooney y le ponían el apóstrofe o una s al final. Tenía que ser un nombre que nos gustase, que estuviese guay y que fuera útil.

 

¿De dónde procede la inspiración en vuestros temas?

Carlos: Si  analizas música y eres honesto contigo mismo casi todos los temas que haces proceden de otros que ya has escuchado. Todo lo que escuchamos se nos queda y luego reaparece bajo tu enfoque. La inspiración no es tanto eso como trabajo; es componer y componer y a veces surge que suena mejor y otras peor.

Julio: Todo lo que has escuchado en tu vida se te va quedando.

Carlos: Parece  que es algo más espiritual o etéreo, pero es mucho más de disciplina.

 

pezmagazine_jjsprondel2

 

¿Cómo surgió el videoclip “I´m the city” y la colaboración con el director Nico Aguado?

Carlos: Pues nosotros con él y con otro compañero hemos realizado todos nuestros trabajos visuales, ya que nos conocemos. La idea surgió por la letra del propio tema, de una época en la que yo vivía en Calle Nueva. Estaba sumergido en la  vida del centro y empecé a darme cuenta de la relación que tenemos con la ciudad y cultura que te rodea, de ahí viene la letra. Queríamos una descripción sencilla de lo que se ve paseando por la ciudad, también pensando en que funcionase y atrajera al público. Es un “Aquí vivimos y esto es lo que hay”. Aparecen muchos sitios por los que he andado, como la plaza de toros. En la época en la que estuvimos grabando yo vivía en la Calle Victoria y siempre bajaba andando por Lagunillas. La idea principal fue hacer algo sencillo. Lo hicimos entre el director y yo en un día. Tuvimos una  noche de pruebas en la que todo salió mal y nada tenía sentido, pero a la mañana siguiente nos tiramos todo el día andando y lo montamos. Tuvimos mucha suerte porque colaboramos con Objetivo 50, empresa de equipos que está en la Merced. Ellos nos prestaron una cámara genial para lo que queríamos hacer, pues podía realizar cualquier tipo de movimiento y siempre estar equilibrada. Un buen equipo que hace que los resultados sean espectaculares y si lo ves en 4k se te ponen los bellos de punta, por los detalles que puedes apreciar.

Hemos aprovechado también que Lagunillas es un museo al aire libre para este tipo de videoclips, que son algo puramente estético.

 

¿Por qué la utilización de tantos planos nadir en ese videoclip?

Carlos: Con tanto edificio y tanta gente que pasa no miramos al cielo y la idea era de mostrar lo que no vemos, por qué hay que levantar la cabeza.

Julio: Es el único espacio abierto que queda en la ciudad. Viendo el vídeo se te ve a ti por las calles angostas y de repente el cielo que supone liberación con los pájaros volando.

Carlos: Está muy guay trabajar con poco y unirlo a lo que tienes, pues de ahí salen las mejores ideas.

 

j.j sprondel

Portada de su nuevo trabajo

 

De los concursos que habéis ganado ¿cuál os hace sentir más orgullosos?

Carlos: Yo creo que el de Palencia, El Galleta Rock en 2009 en Aguilar de Campoo. Llevábamos 4 0 5 años tocando ya y ahí nos sentíamos orgullosos de lo que habíamos hecho.

Julio: Nos encontramos con un público que era muy reacio en un principio, pues era muy metalero y empezamos con un tema bastante popero, pero al final nos lo llevamos a nuestro terreno.

Carlos: Por ello intentamos hacer de todo un poco y al menos un tema que le guste a todo el mundo, que le puede gustar hasta a tu abuela. Que se toquen muchos palos diferentes.

 

Hoy tocáis en el Contenedor Cultural de la UMA ¿cómo habéis conocido esa iniciativa?

Carlos: La conocimos por Alessandra. Ella fue la que se puso en contacto con nosotros, que la conozco por algún amigo en común. Las aspiraciones que nosotros tenemos es crear y pasárnoslo bien y todo lo que vaya llegando aprovecharlo e intentar hacer lo mejor que podamos.

 

¿Qué diríais al público para que vaya al Contenedor Cultural a veros?

Carlos: Pues le diríamos que no van a ver nada igual y que somos mucho peores  de lo que creemos, pero mejores de lo que ellos se imaginan.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *