Elphomega arrasa presentando “Nebuloso” en la Cochera Cabaret

Suele decirse que jugar en casa es una ventaja. Sin embargo, para un artista también conlleva la presión extra de no decepcionar al público de su ciudad. Tras la cancelación de la fecha prevista para el pasado diciembre por motivos de salud, por fin llegaba la hora de ver a Elphomega presentar en Málaga el que es su cuarto álbum en solitario.

 

La velada comenzaba a manos de Ciclo, encargado de abrir la noche con una sesión de beatmaking en directo. Con una ristra de imágenes psicodélicas de fondo, el cordobés afincado en Málaga se ocupo de amenizar la espera a los asistentes para lo que vendría después con un show de unos treinta minutos a ritmo de bombo y caja.

 

Elphomega

Ciclo / Imagen por Álvaro Glückmann

 

A continuación le tocaba el turno al Colectivo Befxre. Cinco de sus miembros saltaron al escenario para ofrecer un show distinto, más cercano a la electrónica, como puente hacia lo que veríamos a continuación. Durante casi una hora se alternaron los rapeos de Kace Trackman, PigPleaze, Alejandro Linares y Andri.lo con la música que pinchaban el DJ Diván Muñoz o el propio Andri.lo. El público comenzaba a disfrutar mientras que los chicos de Befxre se movían con soltura sobre ritmos de trap o coqueteaban con géneros como el techno, el house y el drum & bass.

 

Elphomega

Adri.lo por Álvaro Glückmann

Elphomega

Adri.lo y Diván Muñoz por Álvaro Glückmann

 

Tras despedirse el colectivo, llegaba lo más esperado de la noche. A Sergio Albarracín a.k.a. Elphomega le tocaba defender en directo su último álbum ante sus paisanos. Con un público expectante, Doc Diamond se subía al escenario para ir calentando motores a los platos. Apenas 10 minutos después, Elphomega entraba en escena, no sin despertar una senda ovación, la primera de muchas que el público le brindaría a lo largo de la noche. Entre risas, el de Málaga agarraba el micro para confesar que el pre-party con los “niños estos” de Befxre le había dejado perjudicado y que procuraría estar a la altura.

 

Elphomega

Elphomega por Álvaro Glückmann

 

Y vaya si lo estuvo. Elpho comenzó con Please Welcome, el tema que abre Nebuloso y cuyo arranque le sirvió para darse cuenta de que el público había venido a darle cariño y estaba entregado desde el minuto 1. Durante la primera parte del concierto, el malagueño interpretó distintos temas de su último trabajo, respetando en gran medida el orden que presentan en Nebuloso. Esta disección de su álbum la realizó sirviéndose de un procesador vocal situado a un lado del escenario, que junto a los pies de micro que vienen siendo habituales en sus conciertos, hizo que el show adquiriera por momentos tintes de performance.

 

Elphomega

Elphomega por Álvaro Glückmann

 

El primer gran momento de la noche llegó cuando Elpho notó que el deber lo llamaba. Sin más dilación, pero sin quitarse las gafas, el Clark Kent del rap español soltó el clásico Identidad Secreta, haciendo las delicias de un público que cada vez disfrutaba más. Pero lejos de confiarse, PH volvió a Nebuloso para cantar Ponle Soda, en una interpretación magistral que no podemos mencionar sin aplaudir los soberbios scratches de Doc Diamond, que demostró que el sonido más clásico del hip hop sigue teniendo cabida en esas atmósferas densas y sintéticas que ambos construyen juntos.

 

A continuación, y antes de continuar con el tracklist de Nebuloso, el malagueño nos obsequió con la mítica Doppelgänger, en lo que constituyó otro de los momentos fuertes del show, con todo el público deletreando el vocablo alemán que sirve de estribillo al tema.

 

Elphomega

 

La última parte del show se basó en temas ya convertidos en clásicos, como Sol de sábado, lluvia de domingo o Más que humano, que se intercalaron con colaboraciones del MC malagueño con Joseph. Si bien Elpho ya tenía al público en el bolsillo desde hace rato, lo más apoteósico estaba aún por llegar. Y es que para la recta final del concierto, nuestro paisano se reservaba Stardust y Sigo igual, que fueron coreadas casi íntegramente por la mayoría de asistentes, habiendo momentos en los que era difícil oír al malagueño.

 

Elphomega por Álvaro Glückmann

 

Para acabar sonó Teardrop, el tema que cierra Nebuloso, con el que se puso fin a un show de dos horas en el que era difícil decir quién había disfrutado más, si el público o el propio artista. Una vez finalizado el evento, Elphomega tuvo la deferencia de agradecer a los asistentes la entrega y el entusiasmo mostrados quedándose a firmar CDs, vinilos y haciéndose fotos, para todo aquel que quisiera llevarse algo más de una noche para el recuerdo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *