Conoce los inicios del Canela Party: entrevista a Unbuentipo

Septiembre ya ha dado comienzo y con ello parece que un nuevo año se inicia. Un mes que se convierte en la línea divisoria entre las vacaciones, el buen tiempo, el «terraceo», los atardeceres interminables y la llegada de la rutina. Pero no me olvido, mientras la melancolía me saluda, de uno de los momentos cúlmenes del verano; el Canela Party . En él todo es diversión, confeti, música de la buena, cerveza y disfraces; todo junto es el Pitote máximo.

Soy sincera cuando digo que me producía mucha curiosidad descubrir las claves que hacen que el Canela Party se haya cimentado en la cultura malagueña real, la que nace de los que vivimos en Málaga o somos de aquí y no se crea para los que vienen de fuera. Demostrando nuevamente que concebir algo auténtico en la cultura malacitana es factible.

 

Así pues Álvaro Fernández ( conocido como » Unbuentipo») contesta a una entrevista por la que sabrás aún más de uno de tus momentos favoritos del año.

 

Imagino que detrás el nacimiento del Canela hay una historia bastante buena, ¿cómo surgió el Canela? ¿Por qué «Canela»?

El CanelaParty tuvo un germen muy concreto: The Skirmish Society, una banda malagueña de punk/screamo en la que cantaba uno de los actuales directores del festival. Los conciertos eran caos, destrucción, confeti y disfraces (a veces temáticos, otras libres). Se nos ocurrió la idea de invitar a varias bandas a tocar y hacer lo mismo que nosotros, es decir, disfrazarse, tocar y pasárselo en grande. Extendimos esa invitación al público y ya van 13 ediciones.

Al nombre le dimos pocas vueltas. Por aquel entonces en el entorno usábamos mucho el término “canela” para referirnos a algo guay. Primero fue CanelaCore y en un par de años pasó a denominarse CanelaParty, para no limitarnos a ningún estilo.

 

 

 

 

A medida que pasa el tiempo muchos de los que empiezan un proyecto terminan por dejarlo por diferentes motivos, ¿quiénes empezasteis con el Canela? ¿Seguís los mismos?

No, del principio solo quedamos Beto y yo (Álvaro). Sí es cierto que la idea nació dentro de la propia banda que comentábamos antes, en una conversación entre los dos cantantes (Arnau y Álvaro), pero integramos al resto de grupos participantes y otros actores importantes en la escena cultural malagueña, como era Beto en ese momento, que montaba un montón de conciertos.

Al año siguiente, Arnau se volvió a Barcelona (hoy toca en la batería en Mujeres) y se incorporaron otros amigos que tenían algo más de edad y experiencia y pusieron un poco de orden al caos organizativo, haciendo que cada año el festival subiera un pequeño peldaño más. Hubo alguna otra alta y baja a lo largo de los años, pero desde hace varias ediciones estamos Antonio, Beto y Álvaro. Antonio fue el último en incorporarse, pero es como si estuviera desde el principio. Su aportación se notó de inmediato y supo amoldarse muy fácilmente y aportar un montón de ideas nuevas.

CanelaParty

En la foto Beto, Álvaro («Unbuentipo») y Antonio Mata

 

Desde el año pasado contamos también con la colaboración de Miel de Moscas, que nos ha quitado un montonazo de trabajo y estamos encantados de currar con ellos. Nosotros no nos dedicamos a esto profesionalmente y ellos están especializados en la producción de eventos, cosa que se está notando desde el minuto uno de su entrada en el festival.

 

 

Una de las particularidades que hace del Canela Party un festival único es lo currado de los disfraces, ¿cuál fue tu primer disfraz del Canela?

 

Yo tocaba ese año con dos bandas, por lo que me disfracé de Margarita con Lake Shore Drive y de Power Ranger (rosa) con Skirmish. Beto iba de Chapulín Colorado y el primer disfraz de Antonio fue “El Nota” de “El Gran Lebowski”. Era el primer año y los disfraces aún eran más básicos. Las ideas locas vinieron a posteriori para intentar no repetir, por lo que cada año hay soluciones más originales y creativas.

 

¿Sabéis si fuera os han copiado la fórmula?

Nosotros tampoco hemos inventado la pólvora, fiestas de disfraces hay en todos lados. El Funtastic lleva incluso un año más que nosotros y la gente también va disfrazada, pero el planteamiento es algo diferente. Sí que nos han propuesto llevarnos el festival fuera de Málaga, pero a nosotros nos gusta haber conseguido una cosa tan especial en un sitio tan complicado para la música como Málaga. Hace años nos llegó un cartel de no sé dónde muy feo, con unas tortugas ninja que hablaban de una fiesta de disfraces llamada CanelaParty también, pero creo que no les fue muy bien. Nos reímos mucho.

 

 

 

 

Siempre os curráis cartelazo, ¿cómo escogéis los grupos que participarán en el Canela cada año? ¿Cuál es el criterio?

El criterio es tan sencillo como elegir bandas que nos gusten. Hacemos listas, votamos y vemos disponibilidad y fechas. Algunas entran directamente al cartel y otras no podemos permitírnoslas o no encajan en calendario, por lo que entonces vamos viendo alternativas, escuchamos ofertas de promotores o tanteamos quién anda de gira para el verano. Nos gusta ofrecer un cartel diferente al resto de citas existentes en el periodo estival festivalero de nuestro país. Así, este año hemos traído a tres bandas internacionales con una única fecha en España: Preoccupations, Skegss y No Vacation.

 

 

 

 

 

¿Cuántos meses tardáis en planificarlo todo y cuál es vuestro equipo?

Un mes después de la celebración del Canela ya estamos trabajando en la siguiente edición. De hecho, este año ya estamos moviendo hilos para el 2020 desde hace un par de semanas. Nuestro equipo somos los 3 directores del festival y, desde el año pasado, también el equipo de producción de Miel de Moscas.

 

 

Si me tuvieras que contar alguna de las anécdotas más memorables del Canela, ¿cuál sería?

Las 12 ediciones pasadas han dado para mucho, ¡hay miles! Pero desde asistentes al festival llegando en limusina o carro de caballos a personas que despiertan en su coche aún disfrazados y rodeados de un mercadillo (en el 2009 celebramos el festival en el recinto ferial de Torremolinos, donde también se monta mercadillo). Lo más recomendable es venir y construir tu propia anécdota memorable.

 

 

Los disfraces que allí he visto quedan en el recuerdo de lo currados que están, ¿cuál ha sido el disfraz más más memorable que recordáis?

De nuevo, son tantos… Paleto abducido por ovni, Con la muerte en los talones, La ola del melillero, Pimpi florida, Mocito Feliz… Solo tienes que darte una vuelta por las fotos colgadas en Facebook de todas las ediciones para ver lo difícil que es escoger.

 

 

¿Seguiréis dentro de cinco años celebrando el Canela? ¿O le dejaréis el testigo a otra generación?

Pues ya veremos dentro de cinco años. Hace dos, parecía que podía tener un fin cercano por agotamiento, pero ahora que tenemos un estupendo equipo de producción a las espaldas, nos vemos con fuerza para seguir trabajando muchos años más (y, si se puede, mejor).

 

 

Siempre que vuelvo a mi casa de un Canela llevo conmigo confeti que dura en mi vida semanas, ¿de dónde viene la unión entre el confeti, pitote y canela?

Pues Skirmish Society era una banda de tanta tralla que se nos ocurrió disfrazarnos y tirar confeti y caramelos para que la gente tuviera algún tipo de aliciente para venir a vernos (no es un estilo musical con muchos seguidores por aquí jaja). La palabra “pitote” no sé decirte cuándo empezamos a usarla, pero es tan asquerosa y maravillosa a la vez que no podemos desligarnos de ella. Es un término “canela”.

 

 

 

 

 

¿Cómo conseguís traer grupos internacionales? ¿Es todo gestión vuestra o tenéis algún tipo de ayuda como patrocinios, etc..? Porque supongo que detrás del Canela hay horas y horas de trabajo.

Hay muchísimas horas de trabajo, no sabéis cuantas. Tan solo alguien que se haya dedicado a organizar algo parecido puede hacerse a la idea. Nosotros aprendimos a cabezazos. Al principio llamábamos por teléfono o escribíamos un mail a las bandas nacionales que nos molaban. Luego, empezamos a hacer lo mismo con las bandas internacionales, usando los contactos que aparecían en sus webs y redes sociales. Así con todo. A día de hoy es Miel de Moscas quien se encarga de toda esa gestión, que trabaja durante todo el año con bandas y promotores de todo el mundo. Respecto a los patrocinios, desde hace años tenemos colaboradores habituales, pero con aportaciones anecdóticas o “en especias”. Este año Cervezas Victoria apostó por fin por nosotros como patrocinador del evento.

 

 

¿En estos años habéis pensado dejar el Canela y pasar a crear un festival con mucho más aforo?

No, ni de coña. Como he comentado antes, nosotros no nos dedicamos profesionalmente a esto, cada uno tiene su trabajo aparte. Sí es cierto que el Canela nos ha dado experiencia y visibilidad que ha podido ayudarnos a mejorar nuestro perfil laboral o que nos entren según qué tipo de proyectos (especialmente a Beto y a mí, que trabajamos en Madrid en el sector creativo). A nosotros nos interesa la pureza del Canela, lo mágico de un festival que nació de una broma entre amigos y se ha convertido en una pequeña referencia de la diversión en el país. Los festivales grandes, que hay muchos que nos encantan, se los dejamos a otros.

¿Por qué no un canela al aire libre?

Es algo con lo que llevamos soñando años y lo hemos intentado, pero no es tan sencillo. Sí hemos conseguido llevarnos dos de las jornadas al aire libre, pero con un horario limitado. Málaga no es una ciudad que ofrezca muchas facilidades al sector musical independiente (véase el caso del 101 Festival) y los festivales se siguen viendo más como un estorbo que como un atractivo para la ciudad, por lo que la limitación horaria es muy férrea (y el Canela no sería lo que es si no durara hasta el amanecer). Además, hay pocos emplazamientos habilitados para la música en directo (o nos resultan inabarcables por precio y aforo). En cualquier caso, seguimos trabajando en ello.

 

¿Cómo explicarías a un guiri que es el Canela?

“El Canela no se puede explicar con palabras, tienes que ir”. Esta frase la escuchó Beto de la boca de un desconocido en una cola de un concierto en Madrid hace años.

 

 

Y para terminar una ronda rápida de preguntas

 

¿Canela Fina o Canela en Rama?

 

Canela en Party.

 

¿Disfraz grupal o disfraz individual?

 

Depende de lo que busques, pero creo que en grupal se pasa mejor, especialmente por las reuniones para los preparativos.

 

¿Rosalía o Nathy Peluso?

 

A mí el trabajo de Rosalía y todo su equipo es que me parece una apuesta acojonante y digno de admirar en todos los sentidos (musical, audiovisual, de producción, de marketing…). Pero también me gusta Nathy.

 

¿Rosalía o Camarón?

 

En este caso, Camarón. Ha sido uno de los principales hitos musicales de la historia de España, tanto por su calidad artística como por el riesgo a la hora de probar cosas nuevas. Y sin el empuje de los medios actuales. Pero es que son cosas totalmente distintas.

 

¿Boquerones en vinagre o fritos al limón?

 

Da igual, mientras sea a la orilla del mar.

 

¿Hacer el disfraz tú mismo o que te lo hagan?

 

Yo tengo que decir que soy un poco torpe con las manos y mis mejores disfraces han sido ejerciendo de director creativo con ayudantes de producción de lujo. Pero la satisfacción de conseguirlo con tus propias manos es enorme.

 

 

Por último recomendarte que te pilles tu abono reducidos para el año que viene, porque vuelan! Ya hay grupos confirmados como Carolina Durante ♥ . También sabemos que celebrará del 5 al 8 de agosto.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *