Recomendaciones fílmicas tras el paso del Fancine por Málaga

Tras dejarnos el 17 de Noviembre, puede decirse que el Fancine inundó totalmente las calles del centro de la ciudad con una atmósfera de pura ficción. Permitiendo a sus habitantes el preciado don de la imaginación, sumergiéndolos en misteriosas historias que la realidad, a veces cruda, no permite contemplar.  Ahora uno al pasar por Alcazabilla, puede sentir todavía el ambiente que ha llenado esta calle con un gran número de  asistentes curiosos y apasionados a lo largo de la semana. Y es que, tras presenciar largas filas de futuros espectadores esperando en taquilla para hacerse con su -económica- entrada de cine  uno no puede evitar  el sentimiento de nostalgia que da el comprobar cómo actividades culturales y  propias de la ciudad tienen semejante éxito. El cual, algunos creíamos ya por perdido en un mundo donde la cultura y fantasía parecen conceptos cada vez menos presentes en nuestra vida cotidiana. Y que ojalá, festivales autóctonos como éste, continúen incentivando en mayor medida el hecho de salir de nuestras casas y disfrutar de un arte tan valioso como es el cine y la cultura.

A continuación mostramos una crítica bajo nuestra interpretación de las películas: Eyes of my mother, I´m Not a Serial Killer, The Survivalist, Under the Shadow y Swiss Army Man.

 

  • Eyes of my MotherMujer: género fantástico = Dos Estrellas **

the-eyes-of-my-mother

Película americana  con la que ha hecho su debut en el mundo cinematográfico  Nicolas Pesce, en la dirección y guión del mismo, qué bien podríamos calificar de tener una mente completamente descabellada a la hora de escribir guiones. Estamos ante un filme que no se lo desearía ver ni a mi peor enemigo. No por el hecho de que estuviera mal realizada, cosa que no ocurre en absoluto.  Goza de un gran trabajo en la dirección con una planificación cuidada, logrando en todo momento el propósito de la cinta, unos estremecedores efectos sonoros y una ambientación y fotografía muy conseguidas con la imagen en blanco y negro, siendo el escenario de lo más escalofriante para dar cobijo a una personalidad totalmente psicópata, como es la del papel de Diana Angostini . Su actuación, como la de todo el reparto, es más que correcta, produciendo sensaciones entre el asco y el pánico, dominado por la completa locura.  Teniendo toda la realización a su favor, su contenido resulta perturbador. Sus imágenes durante los 76 minutos de metraje -que bajo mi percepción fueron más de dos horas- muestran una locura y crueldad absoluta por medio de la sociópatia de su protagonista, marcada desde niña al presenciar unos sucesos incomprensibles en la mente de un crío y una educación de lo más apática y fría a través de sus padres. Estos dos factores concluyeron en la creación de un ser que no es consciente de la crueldad de sus actos, teniendo la realidad totalmente trastocada y buscando como único fin la compañía,  frente al temor de la soledad que intenta evitar con todo lo que esté en su mano, y literalmente hablando. Esta película me produjo sentimientos de los más desagradables que he presenciado en el cine, por ello la califico con una nota menor y recomiendo, eso sí, a todas esas mentes amantes de lo descabellado, cruel y gore.

 

  • I´m Not a Serial Killer– Horror Zone = Tres Estrellas ***
Christopher Lloyd as Bill Crowley and Max Records como John Cleaver in 'I Am Not a Serial Killer'

Christopher Lloyd as Bill Crowley and Max Records como John Cleaver en ‘I Am Not a Serial Killer’

Es la mejor película del director irlandés Billie O´Brien hasta la fecha, con una correcta dirección y basada en una novela de Dan Welles . Resulta una cinta de lo más divertida, trasladándonos a un escenario similar al que podíamos tener en las antiguas películas de ficción de los años 80 pero con una temática no tan agradable como podían ser aquellas historias de aventuras. La historia nos presenta a John Wayne Cleaver, un adolescente, interpretado notablemente por Max Records, con actitudes sociópatas que trabaja en una funeraria con su familia. Obsesionado con el gore, los asesinatos  y los cadáveres, comienza a investigar el caso de un extraño asesino en serie que mata en su pueblo destrozando el cuerpo de sus víctimas como si fuera un animal. Lo interesante de este filme, es la personalidad carismática de John que pese a su apatía sentimental y tendencias asesinas, intenta luchar contra ello, con la ayuda de su psiquiatra, para llegar a ser una persona normal y no causar daño a su alrededor. No deja de ser una película de aventuras que emprende el protagonista para enfrentarse a los peligros de la búsqueda del misterioso asesino, bajo el prisma de la superación personal como temática y con la contribución del género fantástico al metraje. Su música y la historia juvenil de John hacen que este filme resulte fácil de ver y genere buenas vibraciones, incluso, a menudo, risas.

 

  • The Survivalist– Sección Informativa = Tres estrellas ***

survive

Dirigida por el debutante Stephen Fingleton, por la que ganó el premio en el festival de Sitges a mejor director novel. Es la película que menos sensaciones extremas me ha producido de las que he visto del festival. A pesar de ello, es un buen filme que destaca por la calidad en la dirección y una ambientación lograda, pese a la escasez de escenarios. Puede dejar algo hierático o frío por el tema del que trata y por como lo trata. Es la supervivencia en un mundo pos apocalíptico, sin apenas relaciones humanas, a través de un misterioso protagonista que vive en la soledad del campo. El «superviviente» (nombre del personaje), interpretado por Michael McCan, destaca por su gran actuación como la del resto del reparto, siendo estas, personalidades muy frías con la mirada temerosa del sufrimiento. Este posee aptitudes sobresalientes para la supervivencia,  como la obtención de recursos del medio, habilidad tecnológica con los escasos bienes de los que dispone, o técnicas bélicas. Es un personaje de pocas palabras, precavido y temeroso por todo lo que ha vivido en el pasado,  prefiere la soledad y confiar en si mismo a hacerlo en terceras personas, por los problemas que le pueda traer este exceso de confianza en un mundo de tal hostilidad. Todo cambia cuando dos forasteras, que parecen ser madre e hija, llegan hasta su granja. Aquí tendrá que volver a experimentar, pese a su oposición inicial, como son las relaciones sociales mínimas entre personas: compartir, ayudar y confiar, pero nunca por completo. Eso significaría la muerte. Las relaciones entre estas tres personas son primarias, distantes, sin apenas conversación, con el único objetivo de buscar el beneficio del otro, en el mundo mostrado por Finglenton, las personas que no resulten útiles o se muestren débiles, no viven. El tema de la película invita a la reflexión, que bien podría ser  la tendencia egoísta del ser humano para su supervivencia. En este concepto la lealtad no existe y solo se busca el bien propio por miedo a la muerte.

 

  • Under the Shadow– Largometrajes a concurso = Tres Estrellas y Media *** 1/2

under-the-shadow

La ganadora del festival Fancine, está escrita y dirigida por el iraní Babak Anvari, siendo la primera película a su nombre. Ha recibido también otros premios internacionales como por ejemplo, la mejor película en la sección Noves Visions One en el festival de Sitges. Se trata de una cinta de terror poco común al género, que nos traslada al Irán de los años 80. En este contexto el islamismo de Teherán estaba incrementándose, mientras se producía la guerra frente a Iraq. La película muestra como una madre y su hija, pese a las carencias y hostilidades del momento, intentan sobrevivir a la trágica situación que hace sucumbir al país. Por si fuera poco, tras la caída de un misil sin explotar en el tejado de su edificio, empiezan a ocurrir extraños sucesos. Parecen estar ligados a los cuentos de Las Mil y Una Noches, en concreto a una extraña historia protagonizada por oscuros genios o espíritus que buscan poseer un alma humana. La dramática historia, presenta la impotencia de una madre que lucha con todas sus fuerzas para combatir a los misteriosos seres, mientras las adversidades del momento bélico y el islamismo opresor le complican aun más la situación. Lo más destacable del metraje está en la eficaz forma de tratar el sentimiento de desesperación que sufre la madre, que te transmite de forma íntegra, mostrando la lucha incansable. La dirección y la fotografía de la película son notables, el escenario resulta amenazante, siempre lúgubre, rodeado por una atmósfera de misterio, similar a una pesadilla, en la que sabes que algo malo va a ocurrir. La tensión está presente en todo momento, inquietando al espectador hasta saltar del asiento. La película se sale de tópicos de terror, con un escenario completamente diferente a lo que estamos acostumbrados y con una historia en la cultura de oriente medio, actualmente muy presente en nuestras días, la mayor parte por trágicas razones, que bien nos puede ayudar para entender un poco tanto su desgraciada situación actual.

 

  • Swiss Army Man– Insólitos/indómitos =  Cuatro estrellas  y media **** 1/2

Fancine

Es el primer largometraje dirigido y escrito por Dan Kwan y Daniel Scheinert (Daniels), tras realizar numerosos cortometrajes durante su carrera como cineasta. Esta atrevida y sorprendente película ha sido la gran ganadora del festival fantástico de Sitges y ganó en Sundance el premio al mejor director, por su indiscutible trabajo. Cuando nos sentamos en las butacas ante Swiss Army Man, para descubrir de que trata una película que ha hecho un lleno en las dos sesiones del festival, podemos decir que no tendremos ni la menor idea de lo que vamos a tener el placer de contemplar. El resultado es inimaginable. Estamos ante una película que rompe con todos los esquemas estéticos de la sociedad, no apta para aquel que no es capaz de hacer su mente volar e imaginar con otras posibilidades que este mundo no contempla. Una película diferente, que disgustará a aquel que busque un producto común, realista, razonable, sin el aliño de la ficción y que entre en los valores de lo aceptado.  Pero, en cambio, enamorará a aquellos que no se dejen conformar con las imposiciones sociales del mundo actual, a aquellos que busquen algo más, como es buscar una razón para vivir, aunque esta que pueda ser ficticia, como objetivo vital. La película de los Daniels maravilla a todo aquel  que aún mantenga su esperanza en el ser humano, en conceptos de vital importancia existencial como son la amistad o el amor. Porque Swiss Army Man va justamente de eso, del placer de sentir y que lo demás, por enorme que parezca, no importe en absoluto. Esta obra es una oda al humanismo, a los sentimientos más puros del hombre, a la creación de vínculos indestructibles, a crecer como personas y entender los valores que nos otorga la vida,  y a disfrutar enseñando lo aprendido. Y es que ¿De qué importan todas las cuestiones que nos impone la sociedad, una vez que estamos solos frente a la muerte, cuando abrimos los ojos antes de cerrarlos?  Trata de decirnos que no importan para nada. La película, nos muestra como estos conceptos que adquirimos desde pequeños, y que parecen tan dentro de nosotros, no son más que una creación social, sin valor alguno, que tenemos que cumplir si no queremos ser excluidos por ser diferentes o raros, como el ejemplo del filme de tirarse pedos, “¿qué hay de malo en ello?” Tal vez estemos, cada vez más, en una época donde el hombre pasa a convertirse en un producto común para dejar de ser hombre. Por ello los Daniels reivindican todo aquello que parece perdido o que estamos perdiendo, para rescatar y situarlo en el lugar que merece, en la cúspide existencial.  A ritmo de la canción inventada por el protagonista “Crazy, I´m fucking crazy” , fantástica y pegadiza desde mi punto de vista. Hank (Paul Dano) se siente totalmente excluido de la sociedad, no solo desde un punto de vista físico ,al encontrarse en una isla desierta al borde del suicidio, sino también en estado mental, por las diferencias en su forma de ser  con el resto de las personas. Al borde del suicidio, Hank, visualiza un cadáver en la orilla que le interrumpe del proceso de acabar con su vida ( Danield Radcliffe, con una excelente actuación). Acude hacia él por si todavía quedase algún atisbo de vida. Pese a todos sus deseos, de que el hombre estuviese vivo para hacerle compañía en su solitario mundo incomprensible, la isla, Hank desiste de llamarlo, y en ese momento, el cadáver empieza a tener extraños comportamientos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *