Pepe Viyuela nos adelanta su próximo proyecto en el Festival de Málaga

Pepe Viyuela presentó el lunes en el Festival de Cine de Málaga su próximo proyecto. Un documental llamado Un viaje hacia nosotros en el que el laureado actor logroñés se estrena en la labor de producción. El documental fue presentado en el apartado 5 Minutos, categoría en la que proyectos que todavía no están finalizados se presentan ofreciendo así un pequeño adelanto.

Un viaje hacia nosotros narra la historia del abuelo de Pepe Viyuela, un republicano refugiado en Francia tras la Guerra Civil y al que Pepe Viyuela no llegó a conocer, ya que falleció once años antes de su nacimiento. Además, muestra la situación de los refugiados en la actualidad, en especial los de Oriente Medio. Un documental cargado de realidad y denuncia pero, sobretodo, de humanidad.

Desde Pez Magazine entrevistamos a Pepe Viyuela. Una entrevista en la que el actor nos habla acerca de su primera experiencia como productor, los momentos más emocionantes del documental, la situación política actual y mucho más… Acompáñanos en este viaje con uno de los artistas más polifáceticos del panorama español:

 

Pepe Viyuela

Imagen por Marina Antigualla

 

¿Cuál es la razón por la que decides dar el salto de ser un actor a lanzarte al mundo de la producción y, además, con un tema tan personal como es la historia de tu propio abuelo y denunciando la situación de los refugiados bélicos que existen actualmente?

Pepe Viyuela: Nunca me lo había planteado, pero supongo que por una necesidad de sentirte verdaderamente partícipe de todo el proyecto. Porque a parte de querer contarlo pues también quieres meter las manos en el barro. De todas maneras es que estoy muy bien acompañado, la producción ejecutiva la está llevando a cabo Montse Ogalla, que es una mujer sin la cual esto no hubiera salido adelante. Sinceramente, esto es un sueño para mí, materializarlo es lo complicado, y es lo que está consiguiendo Montse y yo no quería dejarla sola. Por otro lado, siento que es importante arriesgar tu propio dinero para hacer algo en lo que crees ¿Quién lo va a hacer si no? Me parecía que por una cuestión de coherencia, en este caso, tenía que ser yo, o al menos, forma parte de la cuestión inversora.

Me encuentro haciendo algo que espero que sea el origen de una vía profesional, sobretodo en lo relacionado con proyectos de este tipo. Proyectos documentales en los que se hablen de temas que me interesan y en los que yo pueda contribuir al aporte social y la reflexión. El tema de los refugiados es un tema importante y con el que no podemos mirar hacia otro lado, porque la realidad es muy dura y sólo la podremos cambiar si nos la tomamos en serio.

 

Por el adelanto que hemos podido ver en el Festival, el documental cuenta con la colaboración y entrevistas a personas que han vivido en sus carnes lo que es ser un refugiado. De todas estas emotivas entrevistas, ¿Cuál ha sido el momento o el testimonio que más especial?

 

Pepe Viyuela: Hay momentos especiales en todos los encuentros porque la experiencia de la gente que ha vivido, o que está viviendo, esa realidad aunque nos parezca que es muy cercana la tenemos muy lejos y muy olvidada. Esta realidad tiene de especial que es cruda, no tiene ningún tipo de ficción, pero al mismo tiempo parece mentira. Parece mentira que se pueda estar viviendo una situación tan terrible. No podemos consentir que el mundo funcione tan mal y que haya tantos seres humanos inocentes que estén viviendo una situación de injusticia tan terrible.

Si me pides que te detalle yo hablaría de dos momentos. Hablaría del momento que nos encontramos con Luis Ortiz, refugiado español del año 39 y que compartió el campo de refugiados de Gurs con mi abuelo. Cuando llegué a su casa y nos pusimos a hablar sentí que estaba abrazando a mi abuelo. Sentí que estaba oyendo la voz, si no de mi abuelo, sí de alguien que había vivido la misma circunstancia.

Por otro lado, destacaría el encuentro con el refugiado sirio Amán. Tuvo que escapar de Siria porque no quería participar en aquella guerra y, además, es doblemente refugiado, porque es de origen palestino y su familia tuvo que huir a Siria escapando de la guerra en Palestina y él ahora ha tenido que huír de Siria. De alguna manera, en el se redobla el dolor, es refugiado sirio y refugiado palestino. Oírle contar su peripecia narrando como pasó una noche entera en el mar intentando llegar hasta las costas españolas, y oyendo sus reflexiones de esa noche: “voy a morir aquí, no es un sitio para nadie, no es un sitio para morir”. Me hizo pensar que todo eso se les pasa por la cabeza a todas las personas que lamentablemente no podrán contarlo nunca, todas esas personas que están convirtiendo el Mediterráneo en un auténtico cementerio.

Hablaría de esos dos momentos pero te podría desgranar muchos otros. Sin duda alguna, este documental está siendo un camino de experiencias.

 

Pepe Viyuela

Imagen por Marina Antigualla

 

Supongo que no habrá sido nada fácil el poder documentarte sobre la trayectoria de tu abuelo. ¿Con qué ayudas has contado en este proceso?

Pepe Viyuela: La recuperación de la memoria en España es un trabajo de mucha gente. Sin ese trabajo colectivo yo nunca hubiera encontrado nada concreto acerca de mi abuelo. En el momento que empezamos a investigar, comenzamos por el Archivo de la Guerra Civil que es de fácil acceso. Después, además, hay asociaciones de la memoria que se dedican a investigar por su cuenta a investigar y que luego cuelgan toda esa información. Existen, también, estudiosos como Josu Chueca que es un catedrático de la Universidad del País Vasco que tiene un libro publicado sobre la historia de Gurs, Gurs: el campo vasco. Ahí es donde encontré el nombre de mi abuelo, en un listado de los allí refugiados. Pero, a su vez, no hubiera llegado a ese libro si no hubiese sido por Eddy Herrero, una mujer dedicada a estudiar este tema y que pronto sacará un libro acerca de la memoria histórica.

Es decir, hay un gran enjambre de personas que están trabajando en recuperar esta memoria y para que aquellos que estemos interesados en conocerla nos podamos servir de ellos. Por lo que es una labor en la que yo solo he tenido que seguir un rastro pero en la que me han puesto en bandeja mucha información.

 

Siempre has sido un actor que ha mantenido una actitud crítica, pero en el año 2015 decides involucrarte más aún en el mundo político y entras en las listas de Íñigo Errejón de Podemos. ¿En qué momento decides dar ese salto?

Pepe Viyuela: Yo nunca he tomado la decisión de hacerme político profesional. Pero digamos que cuando desde Podemos, concretamente Íñigo Errejón, me llama para significarme y posicionarme abiertamente no lo pienso dos veces ¿Por qué no? Creo que es bueno e importante que todos y cada uno de nosotros muestre su ideología y su forma de pensar sin ningún miedo a ser reprimidos o vetados. Creo que es un ejercicio sano el de, como ciudadano, decir lo que piensas, independientemente de que la persona que tengas al lado no piense como tú. Veo positivo el hecho de poder debatir y confrontar pacíficamente acerca de tus ideas o las suyas. Es un ejercicio muy sano decir que piensas y de que lado estás, y sin algún momento dejas de pensar eso, decir que has cambiado tu forma de pensar e irte a otro sitio sin miedo a que te llamen chaquetero.

Por estas razones, en el momento que Errejón me llama para pertenecer a su lista de cara a Vistalegre II, pues lo acepté encantado. Creo que estoy ejerciendo mi derecho a la libertad a decir con quien estoy y de que parte. Pero me considero bastante lejano a pertenecer a una clase política y tener mi despacho. Francamente, no tengo ni vocación ni talento para ello, hace falta una piel especial para gestionar a nivel político

 

Has mencionado la importancia de mostrar sin miedo nuestra ideología. ¿Cómo te definirías ideológicamente?

Pepe Viyuela: Bueno, yo creo que soy una persona muy escéptica. Creo, además, que soy una persona que intenta ponerse en cuestión constantemente lo que piensa, el dogma me molesta y me preocupa bastante. Soy una persona de izquierdas, pero dentro de la izquierda me considero de una izquierda líquida. El dogma, incluso desde la izquierda más ortodoxa, puede parecerme peligroso o, por lo menos, incómodo. No me gustan los corsés y pienso que es importante estar conectado con la realidad que vives y la ideología, en estas ocasiones, puede llegar a ser cuestionada.

Soy una persona que se me mueve, pero me gustaría más dedicarme a labores humanitarias que de gestión política o de partido. Los partidos pueden llegar a ser máquinas un tanto perversas, en las que uno puede llegar a perder el norte y llegar a identificarse más con unas siglas que con una libertad de pensamiento que yo creo necesaria en todo momento.

 

Como has dicho, los partidos pueden llegar a convertise, practicámente, en una perversión de la política. ¿Crees que en los últimos meses ha pasado eso con Podemos?

Pepe Viyuela: Yo creo que, como en todas las organizaciones sociales, hay mutaciones y pienso que ese proceso en Podemos es necesario. Surge de un movimiento social, después se transforma en un partido político y hasta que eso se conforme como una organización más o menos estable tiene que pasar un poco de tiempo.

Con respecto a Podemos, yo sigo manteniendo una fidelidad cómoda, yo en ningún momento me he sentido decepcionado. Creo que Podemos no ha tenido tiempo de demostrar muchas cosas, y pienso que ahí en los sitios donde está trabajando lo está haciendo bien. Seguramente habrá muchos problemas que corregir, pero nadie dijo que eso no fuese a ser así ni que el partido fuese a nacer perfecto. La perfección no existe y muchísimo menos en una organización política. Yo sigo teniendo confianza en que Podemos tiene muchísimo futuro y muchísimas cosas que hacer en España. Estoy convecido de ello, no tanto por el nombre Podemos sino por las personas que lo conforman, el contacto que he tenido con la gente de Podemos  para mí es muy prometedor y esperanzador.

 

Por último, bueno, destacar que eres un artista multifacético, eres actor, filósofo, payaso, poeta… ¿En cuál de estas situaciones te sientes más cómodo y te llena más?

Pepe Viyuela: Como bien has dicho soy filósofo pero nada bueno (risas). Sin duda alguna, yo me siento muy completo haciendo de payaso, ahí es donde más disfruto. Donde siento que soy actor, donde siento que hago comedia, donde hago a la gente reír y eso me fascina. Pero, sobretodo, donde hago algo que yo he creado y que yo he inventado. Si tuviera que quedarme con una sola faceta, me quedaría con la de payaso.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *