Hablamos con Ron Perlman y Héctor Noas sobre su nuevo film, Sergio & Serguéi

Sergio y Serguéi es el nombre de la nueva película dirigida por el cubano Ernesto Daranas. El largometraje está protagonizado por Tomás Cao (Sergio), Ron Perlman (Peter) y Héctor Noas (Serguéi). La trama nos sitúa en el año 1991, año en que la URSS se desintegra y Cuba, como consecuencia, se sumerge en una gran crisis económica. Sergio, de nacionalidad cubana y Peter, de origen estadounidense, establecen una relación de amistad con Serguéi, un cosmonauta soviético que se encuentra olvidado en la estación MIR. Todo esto gracias a sus equipos de radio.

Desde Pez Magazine hemos entrevistado al actor estadounidense Ron Perlman y al actor cubano Héctor Noas. El estadounidense, ganador del Globo de Oro, tiene una larga trayectoria con películas como Hellboy, El nombre de la Rosa, Drive… También es uno de los protagonistas de la serie Sons of Anarchy. Por ello, la asistencia de Perlman al festival de cine no ha dejado indiferente a nadie, el domingo fue el actor más solicitado en la alfombre roja.

 

 

Ron Perlman

Equipo del film Sergio y Serguéi en la rueda de prensa / Foto vía Festival de Cine de Málaga

 

 

Desde Pez Magazine hemos tenido la posibilidad de hacerle unas preguntas. Debemos recordar que Sergio y Serguéi es una película cubana grabada en el propio país. Por ello, Ron Perlman nos cuenta que tipo de vínculo tiene con el país cubano y cómo ve la relación entre Cuba y EEUU desde que Donald Trump ocupa la presidencia. Aquí os dejamos las respuestas, no os la perdáis.

 

 

Ron Perlman

Ron Perlman en la presentación de Sergio y Serguei en el Muelle Uno / Foto vía Festival de Cine de Málaga

 

¿Conociste Cuba gracias a la película o lo conocías de antes? ¿Qué opinión tienes acerca del país caribeño?

Ron Perlman: La primera vez que fui conocí al director por casualidad y ahí me propusieron el papel en esta película. Luego, volví un año después para hacer la película y después regresé dos o tres veces. Estoy obsesionado por encontrar una manera para continuar trabajando y disfrutando de un lugar que se me ha metido bajo la piel como es Cuba. Realmente, disfruto estando en La Habana y en el resto del territorio, por lo que estoy buscando la manera de mantener relaciones con el país, también en un nivel artístico, con otras películas que hacer.

 

 

En numerosas ocasiones has criticado en los medios la labor del presidente norteamericano Donald Trump. ¿Cómo crees que afectan las medidas del presidente republicano a la relación con Cuba?

Ron Perlman: Todavía no es conclusiva la dirección que Trump va a tomar. Como americano hay que analizar qué es capaz de hacer, pero parece que está obsesionado por acabar con el legado de Barack Obama, independientemente de si es positivo o negativo. Sólo quiere hacer que parezca que ese tipo nunca existió. Así que cualquier avance que se hizo durante la administración Obama, en particular la dirección que tomó Obama abriendo una embajada y comenzando un diálogo con Raúl Castro, intentando acabar con el embargo de sesenta años, puede ser destruido. En el momento que Trump aparece su primer impulso es echar abajo todo eso. Así que me temo que el progreso que se estaba consiguiendo se va a deshacer. No sé lo que eso significará, pero es algo que me rompe el corazón, porque he hecho un montón de amigos cubanos que dependían de las oportunidades que daban tener una mano amiga en el norte.

 

 

Ron Perlman

Ron Perlman en la rueda de prensa de Sergio y Serguei / Foto vía Festival de Cine de Málaga

 

 

Noas, que ha participado en innumerables series, películas y obras de teatro, ha sido galardonado como Mejor Actor en Cine en el Festival Rainbow en Brasil, en el año 2011 y como Mejor Actor Protagónico de Teatro con el Premio Caricato en el año 2015. El actor nos explica algunos detalles sobre este proyecto que ha presentado junto a Ron Perlman en el Festival de Málaga. Además, nos da su opinión sobre temas muy interesantes: Donald Trump, la situación de Cuba, dificultades a la hora de trabajar como actor en España… Acompáñanos en esta conversación cargada tanto de cine, como de actualidad. 

 

En la película Sergio y Serguéi los tres protagonistas son de nacionalidades e ideologías distintas. Sin embargo, acaban luchando juntos por un mismo objetivo. ¿Qué es lo que une a estos tres personajes para dejar de lado todas sus diferencias?

Héctor Noas: La película transcurre en el año 1991, una etapa muy conflictiva. Después de casi 50 años de Guerra Fría cae el Muro de Berlín pero sin embargo, la tensión entre los países socialistas y Estados Unidos seguía siendo enorme. Por ello, el tema principal de esta película es la solidaridad, la amistad humana debe estar por encima de toda diferencia ideológica o de nacionalidad. El mundo en este momento debería tener la posibilidad de ver más que nos une que que nos diferencia, y eso es muy importante en la película. Hay que tratar de rescatar unos valores éticos que se están perdiendo. Cada día que pasa ves los acontecimientos que ocurren y te preguntas, ¿por qué pasan estas cosas ahora mismo? y no tiene explicación humana.

 

 

Ron Perlman

Ron Perlman junto al equipo de Sergio y Serguei / Foto vía Festival de Cine de Málaga

 

 

Actualmente esta película tiene otro mensaje diferente que cuando la grabamos. Porque cuando grabamos esta película pensábamos que estábamos haciendo una película sobre el pasado, no eramos conscientes de que las realidades están cambiando tanto que el film, en este momento, sirve para denunciar cuestiones políticas que parecían superadas. Vemos a gobernantes que discriminan la diferencia y empiezan a poner en juego el destino de sus países. Por eso es importante que esta obra, en la actualidad, sirva también para denunciar eso.

 

 

“Cuando Donald Trump empezó con su campaña todos nos reíamos de las cosas que decía, nos parecía tan absurdo”

 

 

Respecto a esto, me gustaría que me hablases acerca de Donald Trump. Puesto que tu lo vives de forma más cercana, ¿cómo ves la situación política actual de Estados Unidos?

Héctor Noas: Cuando Donald Trump empezó con su campaña todos nos reíamos de las cosas que decía, nos parecía tan absurdo que yo creo que ni el mismo llegó a pensar que pudiera ganar las elecciones. No debería sorprendernos las decisiones que está tomando porque son medidas que en la campaña él dijo que iba a hacer. Lo terrible es que lo hayan votado y que esté gobernando con esa idea tan absurda y tan macabra de que Estados Unidos debe ser un imperio y debe gobernar el mundo entero. Es cierto que Estados Unidos es la primera economía mundial, pero tiene que ser consciente de que el resto de países son independientes y hay que respetarlos.

La administración norteamericana actualmente ha perdido el sentido de lo que es la diplomacia. Un presidente que gobierna y da las medidas mediante tuits era impensable. Yo creo que si Sacha Baron Cohen hubiera hecho una película sobre Donald Trump nadie hubiese dicho que pudiese ser real. La realidad es tan esperpéntica que uno no sabe si reírse o asombrarse. El mundo puede sufrir una catástrofe sin retorno si Donald Trump sigue midiendo quien la tiene más grande o quién tiene más bombitas. Eso es muy peligroso.

 

 

Volviendo al tema profesional, tú has actuado en todos los medios; radio, televisión, cine y teatro. ¿A día de hoy cuál es el que más ilusión te genera?

Héctor Noas: Mira, a mí todo lo que sea trabajo me ilusiona muchísimo. Pero como actor el teatro para mí es fundamental, el teatro es la escuela inicial, el primer actor de la historia hizo teatro. Esa vinculación directamente con el espectador es insustituible. También es cierto que el cine tiene la magia de que tú disfrutas del resultado después.

Sinceramente, yo esta película la he disfrutado como un enano viéndola en el estreno porque no tiene nada que ver con lo que yo filmé. Por ejemplo, cuando en la película se me ve flotar porque no hay gravedad, yo en el rodaje realmente estoy colgado de unos hilos acompañado de la monitora. Por otro lado, la televisión tiene una capacidad de alcance enorme. En Cuba yo soy un actor muy conocido gracias, principalmente, a la televisión. Pero para mí el teatro es el medio fundamental.

 

 

Ron Perlman

Héctor Noas en el photocall del Muelle Uno / Imagen vía Festival de Cine de Málaga

 

En la película tú interpretas a Serguéi Asimov, cosmonauta soviético que está en plena misión espacial, solo, cuando la URSS desparece. Para interpretar a este personaje tuviste que, entre otras cosas, aprender a hablar ruso. ¿Hasta que punto dificultó esto llevar a cabo el papel?

Héctor Noas: Fue terrible. Yo llegué al rodaje con cinco meses previos de preparación con una profesora de ruso en Cuba para, así, poder interpretar bien el guion y saber lo que decía en cada momento y aprender la pronunciación correcta. Porque el otro personaje, Sergio (interpretado por Tomás Cao) habla ruso conmigo pero lo habla como cubano. Él tiene esa posibilidad, esa relajación. Yo no podía hacer eso, yo tenía que eliminar la presencia de un cubano en mi acento. Siendo mi personaje ruso, yo tenía que pronunciar y tener un acento propio de un ruso, si no, estaba el riesgo de que el personaje no quedara creíble. El estudio fue muy intenso, me llegó a afectar a mi vida personal, tuve que renunciar a viajes, comodidades, fiestas… Debía estar todo el tiempo estudiando en mi casa.

 

 

Ron Perlman

Héctor Noas en la rueda de prensa de Sergio y Serguéi / Imagen vía el Festival de Cine de Málaga

 

 

Además veía muchos documentales acerca de los cosmonautas soviéticos para mejorar mi interpretación. Mi personaje es un científico pero tiene una visión del mundo completamente distinta a lo terrenal, por eso a mi me sirvió mucho ver esos documentales. De hecho, Serguéi Krikaliov, el que estaba en la MIR cuando se desintegró la URSS, cuando ves los documentales te das cuenta que nunca habló de sus experiencias ni de lo que sufrió porque son seres herméticos muy acostumbrados a controlar las emociones. Y para mí, era muy importante que mi personaje reflejara eso.

 

 

Poco a poco el cine cubano está ganando reconocimiento a nivel internacional. ¿Está sirviendo esto para que haya mayor colaboración entre Cuba y Hollywood?

Héctor Noas: Para nada. Se pensó que la iba a haber pero no. Hace un año y medio teníamos la ilusión de que esto ocurriese tras el rodaje de Fast & Furious en La Habana, el concierto de los Rolling Stones… Todos pensábamos que por fin había llegado el momento pero todavía no es así. Ahora mismo con la presidencia de Donald Trump todo este proceso se ha ido para atrás. Los productores tienen miedo a invertir por represalias, no existen mecanismos económicos que permitan que los productores americanos inviertan en Cuba. Si no existe esa posibilidad legal la gente no corre el riesgo porque se están arriesgando a que le pongan multas millonarias. Es una pena porque supondría para nosotros un gran desarrollo.

 

 

“Siento que se están yendo oportunidades, los jóvenes han perdido la ilusión”

 

 

 

¿Cómo está la situación actualmente en Cuba?

Héctor Noas: Cuba está como ha estado casi siempre. Nos ilusionamos porque se supone que va a venir algo que nos va a cambiar la vida, luego no es así y echamos unos pasitos para atrás. Siento que se están yendo oportunidades, los jóvenes han perdido la ilusión. Hace un año y medio cuando se empezó a abrir la iniciativa privada el país empezó a florecer. Pero desde que Donald Trump llegó al poder sacó sus medidas, Cuba se cerró de nuevo. Finalmente quien paga estos juegos de los gobiernos es el pueblo.

Por otro lado, los cineastas deberíamos tener la posibilidad de que se haga una Ley de Cine que permita que se puedan hacer películas independientes. Que si yo hago una película en Francia o en España ese dinero que gane lo pueda invertir en el cine cubano para poder desarrollarlo. Eso tiene que resorverlo Cuba. El país debe abrirse a sus propios recursos ya que tenemos una gran cantera de talento.

 

 

Ron Perlman

Imagen vía el Festival de Cine de Málaga

 

 

En el año 98 viniste a España a vivir. A parte de esta película que es de producción cubana. ¿Has seguido manteniendo el vínculo con Cuba estos últimos veinte años?

Héctor Noas: Realmente, sí. Ahora mismo estoy pasando mucho tiempo en Cuba, el año pasado grabé cinco películas en La Habana. Pero de todas maneras sigo muy vinculado a España, vengo todos los años, estoy empadronado aquí y soy ciudadano español. España es mi segundo país, yo de aquí solo puedo decir cosas buenas de aquí. He viajado por toda la biografía en trabajos de cine, teatro y televisión y solo puedo decirte que me encanta este país.

 

 

Como tú decías, has hecho muchos trabajos aquí en España pero, ¿Con qué actor o actriz española te gustaría trabajar y todavía no has tenido la oportunidad?

Héctor Noas: En España hay muchos actores que yo admiro, pero a Juan Diego le tengo especial admiración. De hecho, el piropo más lindo que me dijeron fue de un tipo que me dijo: “No sabes lo que me recuerdas a Juan Diego”, eso para mí fue el piropo del siglo. También está Javier Bardem que es un actor de una calidad tremenda, pero a Juan Diego le tengo gran admiración.

 

 

¿Has tenido alguna vez dificultad para encontrar un papel en España por el hecho de ser cubano?

Héctor Noas: Aquí en España los actores latinoamericanos tenemos un problema, que se mide mucho el tema del acento. Sinceramente, yo he perdido personajes y posibilidades aquí por querer mantener mi acento. Igual que como actor yo puedo hacer una película en ruso o en inglés, yo puedo trabajarme el acento castellano, pero para mí sería difícil y un poco humillante renunciar a mi esencia. Tener que cambiar mi forma de hablar para poder trabajar no lo aceptaré nunca teniendo otras opciones.

Siendo España un país tan multicultural se les impide a los actores andaluces o canarios que puedan hablar con su acento natural. Esto me parece que es un rezago que deberían eliminar, porque si queremos que España sea un país unido debemos respetar las diferencias culturales que existen. No es justo que un andaluz no pueda hacer el papel de protagonista simplemente por mantener su acento. No entiendo porque todo el mundo debe hablar como si fuese de Salamanca (risas).

 

 

Relacionado con el tema de la multiculturalidad ¿Qué opinas sobre lo que está ocurriendo en Catalunya?

Héctor Noas: Es muy triste que en un país como España que es envidiable por lo rico que es culturalmente. En un momento donde las sociedades deberían unirse se esté buscando división. Yo no te puedo hablar del tema catalán porque no lo conozco bien. Pero pienso que Catalunya y España están mejor unidos que separados. Es muy triste, además, la división que está habiendo en la propia región. Una división que yo creo que es insalvable.

 

 

Para finalizar ¿Cuáles son tus próximos proyectos?

Héctor Noas: Tengo una película para fin de año que no la puedo decir todavía, se que la voy a rodar en inglés  y todo tendrá que ser en inglés y tengo que trabajar en eso. Este año me lo tomé todo sabático porque trabajé mucho el año anterior hice cinco películas completas, se me fue todo el año trabajando. Decidí tomar este año para esto, el director no podía viajar y me pidió que yo fuese el representante de la película. Estoy disfrutando este proceso que para mí es un proceso enriquecedor y necesario ya que te abre puertas. Ojalá, además, este año viajando por muchos festivales sirva para internacionalizar el cine cubano.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *