Dani de la Orden nos habla sobre su nueva película, Litus

Hoy hablamos con Dani de la Orden sobre  Litus, su nueva película. Film adaptado de la obra teatral homónima de Marta Buchaca. Dani de la Orden nos presenta un drama generacional en el que se expone la vida de los nuevos adultos que no dejan de ser jóvenes a los treinta. Un síndrome de Peter Pan que, en muchos casos, nos hace víctimas de nuestras propias vidas.

Litus es una adaptación de una obra teatral al cine. ¿Cómo surgió la idea de poder adaptar esta obra a la gran pantalla y como lo conseguiste?

Hace unos seis años que veo la obra en una sala pequeña de Barcelona y me llena muchísimo. Además, como tiene también esa parte de misterio y thriller creo que engancha, no solo emocionalmente, sino narrativamente.  Ya en el teatro parecía una peli, y a mi me apetecía llevarla al cine.

 

Litus tiene el punto de partida en el suicidio, un tema bastante delicado y en algunas ocasiones casi tabú ¿Has tenido algún tipo de problema por alguien que haya visto la película y se haya sentido incómodo con esa cuestión?

No, también la película empieza con un suicidio pero no hace ninguna tesis sobre esto porque no sabría hacerla. La única reflexión que se hace es el dolor al no entender lo que significa. Al final es una película que va sobre la pérdida. Aunque el suicidio sea un punto de partida habla de como gestionamos emocionalmente que alguien se vaya, ya sea de viaje o ya sea que fallezca. Si hay alguien que haya tenido un suceso parecido y le ha tocado, no es la intención. Pero no es una película que hable sobre el suicidio.

 

Dani de la Orden

Fotografía de Jorge A. Reyna Navarrete para Pez Magazine

Vuelves a ir de la mano en esta película con Eduardo Campoy, productor con el que has estado en algún que otro proyecto como, por ejemplo, El mejor verano de mi vida ¿Cómo surge ese tándem producción-dirección que os funciona bastante bien?

Eduardo es un tipo que no puede parar, un poco como yo, siempre que lo veo está trabajando. Yo porque no tengo hijos ni una familia con la que lidiar, pero el siempre está trabajando a pesar de eso. Con El mejor verano de mi vida tuvimos muy buena química y con Litus yo sé que él se siente muy cómodo con un proyecto de estas características y le ofrecí eso. Es un lujo porque como director creo que llega en un momento donde todo es importante: el plano, el escenario, la pintura… Pienso que Eduardo es un productor que te hace ver dónde está realmente el foco. Eduardo te ayuda a no encallarte en donde no te tienes que encallar y te dice dónde centrarte. Es muy importante, además, que aporta mucho en cuanto a creatividad. Ve la peli como más de fuera y eso es bueno porque te da una visión más fresca. Además, te hace de frontón, el productor siempre quiere que la película quede mejor de lo que tú estás pensando. Y siempre es positivo alguien que sinceramente te diga “oye, aquí la estás cagando”.

 

Además has sacado dos series en plataformas digitales Élite y Bocanorte y las dos, salvando las distancias, tratan de cierta manera sobre el interclasismo y esa contraposición entre persona de clase alta y clase baja. ¿Hay alguna razón de que ambas tengan ese punto en común?

Es un tema que me interesa mucho, pero no fue de inercia propia. Élite me llega ya con los guiones hechos y posteriormente me llega la webserie de Bocanorte. Pero no fue iniciativa mía hablar de la lucha de clases. Me dijeron que tenía que tratar sobre un tema y ya ahí me informé un poco.

 

Eres un director muy joven pero con una grandísima trayectoria. Pero tu ya empezaste en el cine con la era digital. ¿Cómo crees que está afectando la digitalización tanto de la producción como de la difusión del cine a través de plataformas de streming?

Se amplían las oportunidades. Gente con talento hay de sobra. Por una parte creo que las plataformas digitales hacen que las voces sean más honestas. Es decir, hasta ahora estábamos regidos por las taquillas y eso implicaba que muchos proyectos eran más únicos pero sin una vocación tan popular. Pero ahora con las plataformas digitales tu proyecto está dirigido al nicho que quieras dirigirlo y eso hace que los proyectos sean más honestos. Eso es algo maravilloso, ya no tienes que agradar a todo el mundo ni hacer algo tan genérico. Las posibilidades se multiplican y creo que eso es positivo. Yo tampoco soy un gurú de esto, yo solo me dedico a contar historias. Un productor si te lo podría explicar mejor. Pero creo que es un momento muy dulce, se están haciendo series maravillosas y películas que no se habrían hecho de no ser por plataformas como Netflix.

 

Eres el ejemplo para muchos estudiantes, ya que como decía antes con solo 30 años que tienes ya tienes un trayectoria tremenda. ¿Qué consejos les darías para poder llegar a dónde estás tú?

En primer lugar siendo muy tozudo, y en segundo lugar siendo muy honesto con lo que quieres contar. No trates de copiar o imitar, y si lo haces, hazlo conscientemente y pensar sobretodo en lo que te gusta de cine y no avergonzarte de ello. Por ejemplo, mi mejor manera de salir del armario en la universidad fue reconocer que me gustaba Transformer . Porque en los primeros años entras ahí y a todo el mundo le gusta el cine de mucha calidad que a mí me flipa también y hay cierto cine contra el que hay recelo. Yo entré cagado de miedo en plan: “Jean-Luc Godard y Scorsese al poder” haciendo  cortos con los que no me sentía identificado. Hasta que un día llorando un profesor de prácticas me pregunto que a mí que me gustaba y yo respondí: “Pues las pelis de amor como Love Actually”. Y a partir de ahí empecé a hacer lo que me hacía vibrar. Y si me hace vibrar historias de jóvenes acomodados que su mayor problema es quien les quiere y le deja de querer, pues adelante con esos dramas de pijos. Si mañana tengo una desgracia personal y tengo que hablar de otra cosa pues que así sea.

 

¿Cuáles son tus referentes?

Me flipa Richard Curtis con todo lo que hace. Sabe transmitir nostalgia en sus proyectos pero todos impregnados con un mensaje positivo y en Litus yo intenté hacer exactamente lo mismo. Creo que la peli es triste pero sales animado. Para mí eso es importante porque el día a día y es jodido.

 

En tus últimas películas has contado con un gran reparto. Aún así, ¿hay algún actor con el que no hayas tenido la oportunidad de trabajar?

La verdad que sí. Por ejemplo, me encantó El Reino por lo que Antonio de la Torre. Me encantó como actuó y lo que hizo con la película desde su papel.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *