El Contenedor Cultural expone la obra de María Bueno

Con esta exposición llamada ABUMADRIJA, ABUMADRIJA, ABUMADRI-JA, JA, JA, la artista María Bueno lanza una especie de conjuro a viva voz para reivindicar la importancia que para ella tienen las mujeres de su familia. Es así que, con la ayuda de su madre llamada Ángeles e hija con nombre Maiá, María construye un espacio expositivo entre lo público y privado con un toque de humor, estableciendo una conversación a tres bandas, dónde la fuerza femenina y el poder transmisor de madres a hijas y de hijas a nietas, son los protagonistas.

En la entrada de la sala expositiva en el Espacio Cero del Contenedor Cultural (organizada bajo forma de estancias), algunas fotografías de familia nos sirven de presentación, invitándonos a sumergirnos en la «casa» de la artista. Aparecen entonces una suerte de objetos, esculturas y dibujos que, organizados o agrupados, nos recuerdan a la cocina, la sala de estar o incluso a la habitación.

 

 

Imagen facilitada por la artista María Bueno

 

 

Al fondo de la sala nos encontramos un mural pictórico y textil, dónde las tres generaciones se unen bajo un prisma de complicidad, alegría, humor y color. Es en este mural que Ángeles, Maiá y María dibujan a seis manos. De igual forma, las paredes también quedan intervenidas por recetas; ese territorio que tanto interesa a María Bueno, vinculándolo con el arte. Recetas que hacen un guiño al sur de España ligado a África, dados los orígenes paternos de Maiá (Angola y Sao Tomé y Príncipe).

 

La artista María Bueno junto a las mujeres de la familia no dudan en abrirnos con hospitalidad y cariño las puertas de su espacio privado; único y singular, haciéndonos sentir como en casa. Una casa que se alimenta del presente y pasado, para irse configurando de forma abierta gracias a los habitantes que la moran, atendiendo a un legado continuamente vivo que gira en torno a actividades que Ángeles se ha encargado de transmitir: artesanía, gastronomía, poesía y arte, además de gran respeto y amor por la tierra, dados los orígenes humildes y campesinos de la familia.

 

Imagen facilitada por la artista María Bueno

 

Formada en BB.AA. por la Universidad de Alameda (EE.UU.), la Universidad de La Laguna (Islas Canarias) y la Êcole des Beaux Arts de Toulouse (Francia), María Bueno ha sido aprendiz de la artista belga Christl Lidl y del francés Etienne Cliquet. Fruto del trabajo con ambos creadores, Bueno ha centrado su área de interés en los conceptos “mise en âbime de l’espace” y “memoria familiar”, principalmente.

Bueno ha sido ganadora de becas que aúnan colectivos diversos, naturaleza y arte, así como de premios internacionales de pintura, desde el año 2010. De igual manera, María ha formado parte de ferias tanto nacionales como internacionales, a través de la galería madrileña que la representa (Rafael Pérez Hernando), así como de instituciones culturales relevantes.

Esta exposición se podrá visitar de manera gratuita hasta el 5 de marzo en horario de mañana de 11h a 14h y en turno de tarde de 17h a 20:30h en el Espacio Cero del Contenedor Cultural

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *