«EL CEMENTERIO INGLÉS»: UN LUGAR DE LEYENDA

No cabe duda de que Málaga es una ciudad que rebosa cultura y lugares histórico-artísticos que no podemos dejar de visitar, pero hay uno de ellos que no solo tiene estas características, sino que además es un lugar de verdadera leyenda. Hablamos del cementerio anglicano de Saint George, o más conocido como ‘Cementerio Inglés’.

Entrada del Cementerio, situado en el paseo de Redin.

Entrada del Cementerio, situado en el paseo de Reding.

Construido en 1831 y concebido en un principio como jardín botánico, es el cementerio para no católicos más antiguo de España, promovido por William Mark para dar un lugar de último descanso a los cuerpos de los que no profesaban el catolicismo, que hasta el momento habían sido enterrados en la playa.

Esta necrópolis tiene un interés histórico-artístico enorme, aglutinando estilos como el neogótico, clásico, celta, escudos heráldicos, etc. Podemos encontrar desde cruces con motivos célticos, hasta columnas de estilo clasicista o lápidas con arcos apuntados, que nos trasladan a la Edad Media.

pezmagazine_cementerioingles

No hay que olvidar los personajes célebres de la historia que allí hay enterrados, como Robert Boyd, compañero del general Torrijos y ejecutado en las playas de San Andrés. Su cuerpo fue el primero en ser enterrado en este cementerio.

Además de Boyd, también está aquí enterrado Gerald Brenan y la esposa de este, Gamel Woolsey, escritora y poetisa; Joseph Noble, médico que muere de cólera y en cuyo honor se erige el Hospital Noble; Jorge Guillén, célebre poeta de la Generación del 27; entre otros muchos grandes de la historia.

pezmagazine_cementerioinglesdemalaga4

No podemos olvidar el mausoleo donde descansan los náufragos alemanes de la fragata de Gneisenau, que se dirigía a Marruecos en busca del embajador alemán. El naufragio debido a un temporal que destruyó las amarras del barco.

De este incidente fueron enterradas 41 víctimas, entre las que se cuentan 12 malagueños que se ocuparon de tareas de rescate. Todo esto deriva posteriormente en que, tras las inundaciones de Málaga en 1907, los alemanes corrieron en ayuda del pueblo malagueño con el envío de suministros. Dos años más tarde se construiría una de las obras arquitectónicas más conocidas de la ciudad ‘El puente de los Alemanes’.

El cementerio inglés no solo cuenta con una gran riqueza histórico-artística, sino también con una leyenda que le rodea y ambienta. Esta leyenda narra que el último enterrado en el camposanto se convierte en guardián del mismo, hasta que otro cuerpo sea inhumado y le tome el relevo para salvaguardar las almas que allí descansan.

pezmagazine_cementerioingles3

Lo curioso de la leyenda es que el último fallecido enterrado fue Antonio Alcaide, el cual fue en vida vigilante del propio cementerio, quedando como el último vigilante también durante su muerte, ya que el cementerio ha quedado cerrado a más enterramientos.

La Dirección General de Bienes Generales comenzó en 2011 un proceso de inclusión del Cementerio Inglés en el Catálogo General del Patrimonio Histórico Andaluz como ‘Monumento de Interés Cultural’, lo cual tiene bien merecido por el patrimonio de calidad que supone a la ciudad de Málaga y a Andalucía.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *